0
Shares
Pinterest Google+

En el escenario vemos un departamento que bien podría ser parte de una telenovela de los 90’s, una mesa de centro, una silla de madera y un sillón en el que aparece Sonia sentada con una computadora antes de que empiece la función; Cuando los espectadores vieron entrar en escena a Daniela Luján —quien interpreta a este personaje— se llenó de aplausos, ella continuó en el personaje calmada y leyendo en su computadora. Segundos después ingresa Enrique a la escena le dice que su hijo ha pedido una galleta antes de dormir…Ahí comienza la pelea por el dominio en el matrimonio.

Después de la pelea que vive la pareja y como si las cosas no pudieran empeorar llega Humberto Finidori—personaje interpretado por Fernando Memije— un científico que puede ayudar a Enrique en temas laborales que son importantes para el y su esposa. El señor Finidori llega con su esposa Inés quien se encuentra sumamente preocupada porque su media se corrió, para seguir con las tragedias ellos llegan un día antes de lo esperado. Esto genera que todo lo planeado se cambie y tengan que improvisar toda la velada. 

Tres versiones de la vida es una obra de la dramaturga francesa Yasmina Reza que plantea un escenario catastrófico en donde dan 3 posibles escenarios de los que pudiera pasar durante una noche, pero más allá de un cliché que nos presente una decisión que pudiera mejorar todo nos va dando un mundo más oscuro en cada una de las versiones y aunque aparentemente esta sucediendo lo mismo podemos ver como cada uno de los personajes tiene un cambio en su personalidad. 

Con los cambios de las versiones que vemos se mantienen algunos diálogos que se mencionan en diferentes momentos y que se entienden de otras formas cuando los personajes los dicen, es una posibilidad infinita que da al cambiar el contexto con el que se dicen cada una de las palabras y esto juega con la posibilidad del libre albedrío y la forma en que las decisiones van cambiando nuestra vida, haciendo que cada una de ellas no lleve por un camino que puede llevar a un lugar diferente —no necesariamente mejor—. 

Esta obra se estrenó en Francia en el año 2000, en 2006 tuvo su estreno en España y en esta ocasión llega a México después de 3 años del proceso de producción que se vio afectado por la situación mundial, pero ahora que estrenan no regalan esta versión donde podemos disfrutar del talento de Daniela Lujan, Fernando Memije, Mario Alberto Monroy y Ana Kupfer que tienen una química especial en la puesta y hacen reír al público desde que comienza. Ellos crean un ambiente en el que los espectadores comienzan a ver las similitudes de los personajes con sus propias relaciones de pareja. 

La situación expuesta por Reza en esta obra es una burla a los vicios que tienen las relaciones de pareja, así como las relaciones entre pares —con hombres y mujeres—. Se deja claro desde el inicio que los personajes de Sonia e Inés son histéricas que buscan el control de su matrimonio, de alguna forma mostrándose infelices con sus relaciones de pareja. Mientras que Humberto y Enrique refuerzan su relación basados en protegerse de los ataques de sus mujeres, una comedia de inicios del siglo XXI.  

Tres versiones de la vida esta comenzando su temporada y se estará presentando en el teatro Virginia Fábregas los viernes —a las 20:30 horas—, los sábados —a las 18:00 y 20:00 horas— y los domingos a las 17:30 y 19:30 horas— hasta el próximo 7 de agosto.  No te pierdas esta producción dirigida por Rina Rajlevsky quien le da al proyecto una visión única, que genera la risa del público en todo momento.

   
Artículo Anterior

¡Regresa 245 actos de maldad extraordinaria!

Artículo Siguiente

Mirando al sol: antes de dar un paso  hacia  el vacío 

No hay comentarios

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.