0
Shares
Pinterest Google+

Uno de los dramaturgos más aclamados de la actualidad decide saltar sin ninguna experiencia previa a la pantalla grande para adaptar su misma obra y consigue una lluvia de elogios, nominaciones y premios. ¿Qué tiene de especial el trabajo de Florian Zeller? 

El Padre (The Father) es una película franco-británica de 2020, dirigida por Florian Zeller y estelarizada por Anthony Hopkins, Olivia Colman, Mark Gatiss e Imogen Poots. Conforme envejece, un hombre rechaza toda ayuda de su hija. Mientras trata de hacer sentido de su cambiante circunstancia, comienza a dudar de sus seres queridos, de su propia mente e incluso de su propia realidad. 

Basado en su propia obra teatral, Florian Zeller presenta su ópera prima como director, y lo hace como si fuera un cineasta de toda la vida. Con una ejecución perfecta, el parisino maneja la cámara y a los actores con la confianza que sólo la experiencia de toda una vida podría proveer. 

De igual manera y con el apoyo de Christopher Hampton, Zeller traduce exitosamente su puesta en escena a un guión cinematográfico. Donde cintas como Ma Rainey’s Black Bottom (2020. Dir. George C. Wolfe) o incluso Fences (2016. Dir. Denzel Washington) se ven afectadas por el confinamiento espacial de un teatro, el guión de Hampton y el dramaturgo lo utilizan completamente a su favor para crear una experiencia inmersiva. 

Como pocas veces, la adaptación del escenario a la pantalla resulta completamente triunfante pues la cinta está totalmente consciente de los recursos audiovisuales y cinematográficos con los que cuenta y los utiliza en su beneficio, en lugar de permitir que sean una desventaja. Uno de los ejemplos más claros es la maravillosa edición de Yorgos Lamprinos, cuyo trabajo le valió la nominación al Oscar. 

Ya ni siquiera es necesario decirlo, pero Anthony Hopkins y Olivia Colman entregan unas de las mejores actuaciones de todo el año. Ambos histriones han sido ampliamente reconocidos en el pasado, y aún así no dejan de retarse a sí mismos y de sorprender a la audiencia con todas las capas emocionales que son capaces de conseguir. 

The Father es uno de los mejores dramas de los últimos años. Utiliza una producción modesta pero dolorosamente efectiva para contarnos una historia que ha sido contada decenas de veces: el amor detrás del cuidado a un familiar. Pero esta vez lo hace desde la perspectiva del familiar en deterioro. Nos pone en los zapatos de Anthony para sentir la desesperación de no poder distinguir entre la realidad, la imaginación, el tiempo y el espacio, y nos recuerda desesperadamente que detrás de un “paciente” siempre existe una persona, quien sufre en primera fila su mismo detrimento.

   
Artículo Anterior

Plenitud, el nuevo libro de Carolina Lasso

Artículo Siguiente

LOS OSCAR PANDÉMICOS

No hay comentarios

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *