0
Shares
Pinterest Google+

En conferencia de prensa el productor Oscar Uriel presentó Orgullo, que estrena en el Foro Lucerna el próximo 1 de diciembre, inaugurando con esta puesta en escena el inicio de la temporada decembrina, con funciones de miércoles a domingo. Este montaje que representa el regreso a la producción de teatro después de dos años, tendrá una corta pero prometedora temporada.

Emocionado y con ganas de que el mundo disfrute de esta puesta en escena, Oscar Uriel, apuesta por Orgullo, gracias a que es una poderosa obra de teatro que toca temas de sexualidad e identidad sobre el escenario justo en tiempos de cambio por los que atravesamos como sociedad “Orgullo es una obra inglesa, de Alexi Kave Campbell la cual fui a ver a Nueva York hace aproximadamente diez años por casualidad, desde que la vi tenía muchas ganas de traerla a México, porque vi el poderoso mensaje que aborda y que era un tema urgente de traer a nuestro país

La historia de la puesta en escena se desarrolla en los periodos de 1958 y 2008, y contará con las actuaciones de Mauricio Isaac, Adriana Llabrés, Mauro Sánchez Navarro y Nacho Tahann. La historia narra la vida de Philip que se casa con Sylvia en 1958 pero se enamora de otro hombre en el camino, su negativa a reconocer su verdadera naturaleza lo lleva a él y a las personas que a una conclusión devastadora.  

 

Por su parte Ángelica Rogel, quien tradujo y dirige la puesta en escena expresó el orgullo que le da volver al teatro de la mano de un equipo creativo y talentoso, y acompañada de un elenco que abraza a sus personajes sin prejuicio alguno “Ahora que vamos regresando poco a poco a los teatros me llena de orgullo hacerlo de la mano de Oscar Uriel, quien ha confiado en mí para dirigir este proyecto que estaba planeado para ver la luz en el 2020, Orgullo, llega por fin a los escenarios mexicanos después de presentarse con éxito en muchas partes del mundo y su éxito no es una casualidad, se debe a que es un texto que atropella, porque avanzan dejándonos sin aliento” comentó la directora con gran emoción.

Así mismo, Rogel está segura del impacto social y mediático que una puesta en escena como Orgullo puede tener en pleno siglo XXI, “Orgullo es una obra que pone de manifiesto la importancia de evolucionar, respetar y de aprender a amar sin etiquetas, porque las etiquetas cambian, y las palabras evolucionan, así como un día la palabra queer fue un insulto, ahora es un grito de guerra, ahora es la forma de identificarnos fuera de la norma, Orgullo es un grito de esperanza, que nos dice un día quizá todo estará bien, un día podremos vernos en los ojos de alguien más y sentir orgullo de ser las personas que somos

La actriz Adriana Llabrés expresó su emoción y felicidad de ser parte de un proyecto del calibre de Orgullo, porque marca el retorno a los escenarios después de casi dos años de no estar sobre uno sintiendo el calor del público “este es el proyecto que más me ha costado, sobre todo después de la pandemia donde estuvimos tan en contacto con la muerte, entonces hacer una obra sobre la venganza que hay que tener contra ella y la manera en que lo podemos lograr es fantástico, porque esto se logra siendo nuestro ser más auténtico. También creo que a este teatro le cae muy bien esta obra, porque la grandiosidad no está en el tamaño, está en todo lo demás” comentó con una gran sonrisa la actriz.

Nacho Tahann por su parte considera que el reto más importante para esta obra es que la gente vaya sin ningún tipo de medio, “es un momento muy especial para que este mensaje haga sinergia con todo lo que está pasando, creo que la dificultad más grande en todo caso tendría que ver con que el mensaje no quede diluido en la multiplicidad de mensajes que hay, ahí está la radicalidad de esta obra, desliza estas ideas, un mensaje, una manera de pensarse y de sentirse, me pasó que cuando termine de leer la obra y voy a cada ensayo, me digo, loco, de esto si es importante hablar, el mayor reto es que la gente venga, porque si es importante, no hay forma de que no te llegue, te ataca por muchísimos lados, esta es la gran virtud de este texto, polisémico y te interpela desde distintos niveles” comentó el actor lleno de orgullo al ser parte de este proyecto.

Mauricio Isacc expresó lo cuidadoso que es al escoger un proyecto, y no dudo ni un segundo en aceptar ser parte de Orgullo después de leer el texto y descubrir que aborda temas de importancia y que es necesario compartir “el amor es lo más importante, y ésta es una historia que lo demuestra. No había trabajado con ninguno de mis compañeros y también eso a mi me parece un acto de amor, cuando uno decide entrar a un proyecto se convierte en equipo, y la idea de cada uno de ellos se convierte en mi idea y viceversa”.  

 

Estamos socialmente en el tiempo del cambio, de cuestionarnos cosas y la puesta en escena, Orgullo habla justamente de eso, del respeto hacia la otra persona, pero sobre todo de ser quien quieres ser con Orgullo. No se pierdan la puesta en escena que se estará presentando de miércoles a domingo hasta el 9 de enero del 2021 en el Foro Lucerna, una obra que sin duda alguna nos dejará pensando, ayudándonos a entender muchos de los cambios por los que estamos atravesando.

 

*Fotografías: Avanghy Betancourt

   
Artículo Anterior

Rabia

Artículo Siguiente

Yo luché contra una ballena en las cataratas del Niágara

No hay comentarios

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *