5
Shares
Pinterest Google+

Con un estreno simultáneo en 190 países, Menéndez: El Día del Señor llega este 30 de octubre a Netflix. “Las emociones están pendientes de un hilo, es espectacular el poder llegar a tanta gente es algo soñado por cualquiera. Los nervios están ahí”, confiesa Santiago Alvarado, director de la cinta. 

Con un entusiasmo compartido, el elenco de la cinta nos relató cómo es que están viviendo la experiencia nueva frente a un mecanismo de estreno que se popularizó luego de que los cines se mantuvieran cerrados a causa de la contingencia sanitaria. “Será mi primer estreno que no sea en cine, lástima que no podemos estar juntos con los compañeros pero mi sentimiento es de emoción, ilusión y mucha felicidad”, comentó Juli Fábregas.

Entre risas Alejandro Sugich de Sulafilms, productor de la cinta, agregó “Queríamos salir en cine, 300 o 400 pantallas nos hacían felices y estamos seguros que nos iba a funcionar muy bien, pero de de pronto con esta oportunidad con nos da Netflix y salir el fin de semana de Halloween con única película que representa a México y Latinoamérica, pues sí marea un poquito”.

Y aunque no faltaron los comentarios nostálgicos por la distancia al hacer un junket de prensa detrás de una pantalla o al dejar de compartir una sala para la proyección de la cinta, Ximena Romo enfatizó en la satisfacción que les ha dejado el resultado. Explicó que no sólo se trata de verse en pantalla, sino de reconocer que detrás de cada escena hay juego, diversión, pero sobre todo corazón y pasión.

Como prueba, Héctor Illanes nos compartió cómo, desde que leyó por primera vez el texto, sintió que su personaje -Sebas- lo escogió. “Es muy romántico pero cierto, el personaje me escogió. En cuanto leí el libreto fue una conexión mágica. Dije quiero ser este personaje, tengo que hacerlo y así fue”. A la anécdota Juli Fábregas agregó lo increíble que fue hacer juntos la lectura por primera vez, pues la conexión del elenco fue natural.

Menéndez: El Día del Señor es una coproducción México – España – USA – Canadá, que narra la historia de un sacerdote retirado con una crisis de fe y atormentado por el pasado que recibe la visita de Sebastián (Héctor Illanes), un viejo amigo para pedir su apoyo para practicarle un exorcismo a su hija (Ximena Romo), la historia nos llevará por senderos que siembran la duda sobre la existencia de un demonio en el cuerpo de la joven.

Si bien el terror es un género poco explorado en iberoamérica en esta cinta, retrata la actriz Ximena Romo, la historia no trabaja el suspenso desde los efectos especiales, “el miedo y el efecto está en los personajes y las actuaciones. Fue una experiencia que me permitió jugar mucho aunque no sabía lo pesado que iba a ser pero estoy muy contenta con el resultado. Físicamente tuve un brote de acné  muy fuerte le dio a mi personaje un aspecto físico muy especial pero que no estaba planeado”.

Y es que el equipo coincide también en que atreverse a hacer la película fue una experiencia que les permitió salir de géneros en los que están más familiarizados como el drama o la comedia. Al respecto, Sugich confiesa que buscaban hacer algo nuevo, algo disruptivo: “la idea siempre fue aportar algo al género que es tan noble porque viaja, no tiene barreras de lenguaje. Hicimos el dream team de actores, conseguimos locaciones y un guión sólido. Además de que hicimos una especie de homenaje al cine de terror mexicano de los 70 que era increíble”.

Como es común escuchar historias paranormales durante la producción de estos filmes, no pudimos evitar la pregunta. Héctor Illanes con seguridad y picardía recordó cómo estuvieron apunto de vivirla luego de que Juli Fábregas sugiriera que pasaran una noche en la casa donde se filmaba. “¡La casa es espantosa, es terrorífica! Y quería que nos quedáramos a dormir un día. Yo dije que no, los demás hicieron como que les hablaba la virgen”. 

Y aunque la producción no permitió la travesura, la experiencia fue sumamente demandante para el elenco tanto física, anímica y emocionalmente hablando. Ser parte de Menéndez: El Día del Señor ha significado esfuerzo pero también la satisfacción de ver un resultado tan bien logrado. Para nuestros entrevistados, la aventura aún no termina pues viene la mejor parte: esperar la respuesta del público este 30 de octubre con el estreno de la película en Netflix. No se la pierdan.

   
Artículo Anterior

XVIII Semana Internacional de la dramaturgia contemporánea

Artículo Siguiente

DÍA MUNDIAL DE LA ANIMACIÓN

No hay comentarios

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *