0
Shares
Pinterest Google+

Uno de los regalos que nos da la vida es poder escoger un camino diferente al que estábamos recorriendo en este momento y poder experimentar diferentes experiencias que nos den la oportunidad de conocernos y reconocernos en otros espacios donde quizá nos daba miedo reflejarnos. 

Mariel Méndez es un ejemplo de lo que puede pasar cuando nos atrevemos a dar un salto hacia lo desconocido y salimos de la famosa zona de confort para explorar otras posibilidades. Mariel es una mujer que desde pequeña se interesó por el mundo del arte, le gustaba tomar clases de pintura y experimentar con los colores y las formas, pero como a todo adulto nos llega la hora de decidir ‘Qué hacer con nuestra vida’ y el camino que ella eligió fue el de la docencia. 

Por más de 3 años se dedicó a ser profesora y siempre demostró un interés especial por despertar en los niños y niñas esa rama artística que ella considera tan importante. Organizó diferentes galerías para que sus estudiantes pudieran exponer su trabajo, pero no fue hasta que una de sus amigas organizó un bazar que ella decidió compartir su trabajo como artista, con un recibimiento increíble por parte del público y aquellos que querían adquirir una de sus pinturas. 

 A partir de ese momento Mariel se dió cuenta de lo que la confianza podía hacer, así que comenzó a crear piezas que reflejaban cómo se sentía, lo que sucedía a su alrededor y, sobre todo, la visión que ella tenía de la vida y de las mujeres. Fue así como poco a poco comenzó a confíar cada vez un poco más en ella misma y en su trabajo pues llegó a exponer sus retratos en Estados Unidos y México. 

Además de colaborar dentro del Feminist Task Force (Nueva York, 2015), la Oficina Global de Género (Naciones Unidas, 2017) y tiendas departamentales como Neiman Marcus y NORDSTROM (San Diego, CA), lo cual no es poca cosa, Mariel se convirtió en una empresaria que decidió llevar su arte a otro nivel colaborando en el Mercedes Benz Fashion Week  (CDMX, 2018) demostrando así que el arte no es exclusivo de los museos y los cuadros. 

Y como toda artista el camino de MARALOVE ha sido la definición de tomar riesgos, apoyo y buscar las oportunidades donde parece que no hay. Mariel tiene muy claro que vivir en la frontera le ha abierto muchas puertas pero no es si no cuando decides aprovechar esas oportunidades que no puedes avanzar, volar y crecer, como asegura ella. 

Así que le pedimos a Mariel que le diera un consejo a todas aquellas personas que quieren ser artistas y crecer en ese medio: “La realidad es trabajar, encontrarse, definirse y desarrollarse” es así como la creadora de MARALOVE define el camino del artista, pues asegura que ser creativo es ser soñador y lo importante es encontrar un propósito para realizar tu arte. 


Finalmente recordamos que el arte se nutre de la subjetividad y que en este mundo hay gustos para todas las personas, así que date una vuelta por su página web, https://maraloveshop.com/,  y sus redes sociales (@mara.love) y no te pierdas de la nueva colección que está preparando para todos nosotros desde su sentir.

   
Artículo Anterior

Graciela Iturbide: antropología del aire

Artículo Siguiente

Tiaré Scanda regresa a las telenovelas

No hay comentarios

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.