0
Shares
Pinterest Google+

Este octubre 15, Días de Invierno estará en todas las salas y tenemos todos los detalles, para que disfrutes de su estreno.La ópera prima del director Jaiziel Hernández, mejor conocido por realizar la fotografía del galardonado documental Hasta los dientes (2018), comienza con unas tomas de paisajes de carretera, que nos sitúan en la vida de Néstor, un joven que vive en Saltillo pero no se siente ni de aquí ni de allá.

Para seguir tus sueños siempre vas a tener que dejar algo, puede ser físico o metafórico, pero el terruño siempre seguirá significando ese espacio en el que te formaste y al mismo tiempo al que puedes regresar. Yo pienso que está es una película sobre irse pero llevarte tu casa a todas partes.

Leticia Huijaro (Lilia)

Dentro de las subtramas de la película, tocamos un poco el tema del desapego y como a veces parece que algo nos bloquea. Me dió mucho gusto que las personas de otras ciudades del país se sientan identificadas con la historia. En algún momento tuvimos un logline que era “Si tu quieres a alguien déjalo ir”. Creo que es una película que cualquiera podría ver e identificarse porque es una historia universal.

Jaiziel Hernández

Este emotivo filme, retrata las vidas y las crisis de edad de los personajes principales, Lilia y Néstor, una madre e hijo que viven juntos y tienen un sueño, pero no quieren dejarse por amor. Y es que para el director, era importante retratar el estilo de vida «real» que tienen las personas en Saltillo, pues comúnmente se retratan las historias de otros estados del país. 

Nos interesaba contar una historia que viniera de lo local y hacia afuera, hablar del ritmo de vida de estás partes casi rurales, donde la vida está muy pegada con la naturaleza. Quería desmitificar muchos de estos temas que suelen tratarse en el cine mexicano, estos temas de violencia.

Jaiziel Hernández

Lo que me gusta mucho, es que estamos viendo una película en el norte que no habla de temas del narcotráfico y sobre todo en cómo están retratados los personajes en el norte. Con el personaje de Lilia, vemos a una mujer resiliente, alguien que quiere continuar. En el personaje de Néstor vemos a un chavo promedio que vive en Saltillo, y me da gusto que se dé voz a este tipo de personas, porque es alguien muy sutil, el personaje duda bastante para tomar la decisión final.

Miguel Narro (Néstor)

En cuestiones más técnicas, Hernández, platicó sobre cómo fue delegar el trabajo de fotografía, algo a lo que se había dedicado personalmente hasta ahora, cuya realización corrió a cargo del cinefotógrafo Juan Pablo Ramírez, que ha colaborado en otros proyectos como Huachicolero, Chicuarotes y I carry you with me, entre otros.

Sí fue complicado porque tenía mucho que no dirigía actores, desde que empecé la escuela, tuve que retomar esa parte y creo que salió bien. Para la fotografía, al inicio yo iba a tomar fotos de las locaciones, iba a la montaña, haciendo investigación visual de qué queríamos hacer. Cuando llegó Juan Pablo, le dije esto es lo que he trabajado, son mis referencias visuales y como él es una persona muy talentosa, muy buen fotógrafo, todavía lo llevó más lejos. Creo que la fotografía está muy bien lograda a pesar de las limitaciones que teníamos porque fue una película muy rápida en su filmación y había muy poco de iluminación, la mayor parte de la película es con luz natural. 

La dedicación en la fotografía es evidente, pero cuando se trata de la historia, Hernández, nos compartió algunas de sus referencias visuales y musicales más destacadas. «Sí teníamos referencias del cine independiente americano, principalmente le envié a los actores Margot at the Wedding de Noah Baumbach, porque tenía mucho el trabajo de diálogos entre madre e hijo. Pero en cuanto al planteamiento nos inspiramos mucho en el cine asiático, que tiene otro sentido del tiempo y la narrativa, en eso fuimos trabajando también para la dirección y la fotografía. Pero hubo muchas escenas en las que improvisamos, en la escena de la camioneta, faltaban como 20 minutos para oscureciera y fue algo que surgió ahí con el tiempo que teníamos». 

Sobre la música, nos cuenta el director, consiguieron canciones de grupos más o menos independientes que finalmente fueron acompañados con los temas originales de Carlos Pesina y Leon Purviance. Se buscó que se relacionar la música con la nostalgia, «quería que se sintiera atemporal y tiene mucha guitarra acústica, en ese modo unplugged, música más sencilla».

Sin duda, la historia de Días de Invierno habla de la nostalgia que causa el lugar de origen, tu hogar y las personas que te han acompañado toda la vida. Pero también habla sobre la esperanza que estos lugares nos dan para poder movernos hacia el futuro. No te pierdas esta increíble entrega.

   
Artículo Anterior

La tercera es la vencida, llega nuevamente Dune

Artículo Siguiente

6 MOTIVOS PARA CORRER AL CINE A VER RON DA ERROR

No hay comentarios

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *