0
Shares
Pinterest Google+

Recuerdo la vez que me tropecé de camino al trabajo, un atole y unos chilaquiles ocupaban mis manos, la prisa por llegar rápido a la oficina me hizo correr, sin darme cuenta terminé cayendo y viendo como mi desayuno era atropellado por un carro. La pena me invadía, yo solo quería esconderme para que nadie se diera cuenta de todos los errores que cometí; Siempre nos ocultamos para que no vean cuando nos equivocamos, pero ¿Qué pasaría si lo hiciéramos mucho más obvio? ¿Qué pasaría si nos riéramos más de las desgracias?

La agrupación dramática de la Universidad Tecnológica de Tlalpan —ADUTT, por sus siglas—, una compañía con un personal bastante escaso aprovecha que tiene los miembros suficientes para montar Asesinato en la mansión Haversham, un drama. Pero se ve afectada por la cantidad de errores que comenten en cada escena. Esto podría no ser una recomendación, pero todo forma parte de una convención de la obra para hacernos reír y disfrutar con la perfecta ejecución de todas las fallas.

La obra que sale mal ha gustado tanto que en esta ocasión regresa al Teatro de los Insurgentes para hacer reír a más personas durante esta temporada y como ya se había mencionado la ejecución de cada falla se realiza de manera tan precisa que es difícil no regalarles un aplauso cuando las cosas salen tan bien. Es un equipo que ya tiene una confianza en el trabajo de cada miembro y esto se nota en el escenario pues todos realizan los movimientos con una ejecución perfecta.

Después de ganar en 2019 el premio Metropolitano de teatro por la mejor escenografía la producción regresa a los escenarios y nos recuerda por que Nigel Hook fue el galardonado con este reconocimiento. Esta puesta en escena sucede en gran medida gracias a la escenografía que tienen como respaldo, cada elemento que cae en el momento en que tiene que hacerlo, cada parte que se mantiene en su lugar hasta que tiene romperse hace que se convierta en un personaje más, incluso antes de que empiece la función la escenografía ya está contando una historia. 

Este es otro de los elementos que hacen que la obra encaje con el público, desde la llegada a la sala ya puedes escuchar la música que te va llevando a la convención de esta ficción y además la interacción del —supuesto— equipo creativo que trabaja en la ADUTT con el público no solo relaja al espectador, le da una idea de todo lo que está fallando en la producción y deja claro que hay muchos errores que parecen no tener arreglo. 

La función de estreno estuvo amadrinada por la actriz Claudia Álvarez quien mencionó que después de tantas veces que ha visto la obra sigue riendo como si fuera la primera vez y también se presentó la actriz y cantante Daniela Romo para desearle al equipo mucho éxito en esta nueva temporada que inician. Una bola de nieve que va creciendo desde los errores más pequeños y sutiles, crece hasta la explosión del escenario en una risa colectiva que nos lleva al final de la función. 

El elenco conformado por Ari Albarrán, Daniel Bretón, Iván Carbajal, Artus Chávez, José Dammert, Ana Sofía Gatica, Alex Gesso, Daniel Haddad, Alondra Hidalgo, Ricardo Maza, Juan Carlos Medellín, Daniel Ortíz, Majo Pérez, Yuriria del Valle y José Luis Rodríguez “Guana” se estarán presentando los viernes a las 20:00 hrs. Los sábados a las 17:00 y 20:00 hrs. y los domingos a las 13:00 y 17:00 hrs.

   
Artículo Anterior

Primavera en París

Artículo Siguiente

UN HIJO

No hay comentarios

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *