0
Shares
Pinterest Google+

Con motivo del día del niño el Ballet de la Ciudad de México presentó el pasado 30 de abril un evento cultural e inolvidable: Báilame un cuento: La Cenicienta, en el recinto de Reforma de la Ciudad de México, el Auditorio Nacional.


Un montaje inspirado en los mejores momentos de las versiones coreográficas de Zakharov, Ashton y Jean Christopher Maillot, y con orquesta en vivo de la Orquesta de las Américas, dirigida por el Maestro José Luis Castillo. Un clásico contado a través de la danza, protagonizado por Angeline de Jesús Montes y Jorge Alfredo Valdéz Aguilar, interpretando a Cenicienta y el Príncipe respectivamente.

El espectáculo tuvo una duración de una hora y quince minutos aproximadamente, y pudimos ser testigos de la magia desbordada sobre el escenario a través de la danza, cabe mencionar que ver a los niños descubrir el poder que podemos llegar a tener como seres humanos, mirando siempre en el interior, saliendo adelante a pesar de las circunstancias de su entorno fue una experiencia única, la reacción genuina de los pequeños espectadores, robo varias sonrisas, eso sin mencionar a la gran cantidad de pequeñas princesas que arribaron al recinto con sus vestidos de cenicienta, una experiencia inexplicable.

Enrique Chi, quien estuvo a cargo de la narración del cuento dándole vida a Charles Perrault supo llevar al público asistente de la mano a través de la magia de las artes escénicas, con una gran escenografía y una diversidad cultural de la que fuimos testigos en el baile del palacio, así mismo pudimos ver a las hermanastras y a la madrastra encarnadas por hombres, entre ellos, Christian Barrera, quien nos regaló una Griselda memorable, que no paró de hacer reír a los espectadores.

Esta sin duda es una invitación para que no perdamos la bella tradición de ver grandes espectáculos, haciendo el arte parte de nuestras vidas, ya que al acercarnos a eventos culturales de esta índole, logramos incluso sensibilizarnos y crear empatía en muchas situaciones de la vida diaria. Apoyemos las artes escénicas y el talento mexicano, consumamos local.

   
Artículo Anterior

La Fuerza estará contigo… siempre

Artículo Siguiente

Festival de Cine Europeo 2022

No hay comentarios

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.