0
Shares
Pinterest Google+

De entre todos los mártires que han muerto y sufrido por hacer de Estados Unidos un país mejor, los activistas negros y dirigentes del Partido Nacional de las Pantera Negras encabezan la lista de los más ignorados de manera deliverada. 

Judas y el Mesías Negro (Judas and the Black Messiah) es una película estadounidense de 2021, dirigida por Shaka King y estelarizada por Daniel Kaluuya, Lakeith Stanfield, Jesse Plemons y Dominique Fishback. La historia de Fred Hampton, vice-presidente Partido Nacional de las Panteras Negras, quien fue asesinado en 1969 por una unidad táctica del Condado de Cook, bajo las órdenes del FBI y el Departamento de Policía de Chicago. 

Luego de su peculiar ópera prima, Newlyweeds (2013), el director Shaka King regresa a la gran pantalla a continuar la tendencia de los últimos años de darle a la temporada de premios una película negra contestataria para que puedan elogiar. En su segundo largometraje, King deja claro su competencia directoral, la cual está llena de aciertos y transcurre sin contratiempos.

Sin lugar a dudas, las luminarias de la cinta son Daniel Kaluuya y Lakeith Stanfield, quienes conocíamos de obras como Get Out (2017. Dir. Jordan Peele), Black Panther (2018. Dir. Ryan Coogler) y Death Note (2017. Dir. Adam Wingard), pero en esta ocasión demuestran su capacidad de liderar un largometraje sin problemas y de soportar el peso de un papel inspirado en una persona real. 

No obstante, Kaluuya y Stanfield tienen poco con qué trabajar pues el guión de Will Berson y Shaka King nunca va más allá del mínimo necesario cuando se trata de explorar la psicología de los personajes o el peso de las circunstancias. La historia es suficiente y adecuada pero no logra sobresalir, aún contada por buenos actores y la gran fotografía de Sean Bobbitt.

Judas and the Black Messiah parece buscar la aprobación de la crítica y la temporada de premios, pero olvida dotar a su narrativa de la importancia que conlleva una historia como ésta, una de las millones de historias que representan lo peor de EE.UU. y que nunca deben olvidarse. Donde BlacKkKlansman (2018. Dir. Spike Lee) e incluso cintas técnicamente inferiores como The United States vs. Billie Holiday (2021. Dir. Lee Daniels) desbordan pasión por el tema a tratar, Judas y el Mesías Negro anota un tímido “suficiente”.

   
Artículo Anterior

Estar sin sitio

Artículo Siguiente

257 días

No hay comentarios

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *