0
Shares
Pinterest Google+

La Compañía Nacional de Teatro estrena Estar sin sitio una adaptación y dirección de Cecilia Ramírez Romo. El elenco estable de la compañía, María del Mar Náder Riloba, Ana Ligia García, Sonia Franco, Eduardo Candás, José Covián, Alan Uribe Villarruel, Olaff Herrera, Antonio García, Luis Rábago, Roldán Ramírez y Edwin Tovar son quienes, en escena, interpretan una historia que se desarrolla cuando azota un brote de un virus que cambiará el transcurso de la vida. 

La Peste no sólo se manifiesta para debilitar los cuerpos que infecta, aquella enfermedad existe y, con decir que existe es porque se encuentra viva en un cuerpo en escena quien busca el control de todo lo que conocían en su hogar. El miedo, el terror y la desestabilidad que se percibe en escena no es muy lejana a nuestra actualidad. 

La facilidad para identificar situaciones y argumentos de la dramaturgia de Estar sin sitio perfectamente parecerían sacados de cualquier día después de aquel marzo del 2020, es por ello que la empatía del público con la lucha de los personajes en escena sea un lazo más fácil de construir. 

Las pantallas y la tecnología son herramientas usadas a favor de la obra, si bien, este formato fue la base principal para mantener en contacto los proyectos teatrales con los y las espectadoras, en este regreso no se quedan guardadas, pues el juego con las cámaras en esta ocasión sigue siendo parte fundamental para contar la historia sin dejar de lado a quienes observan desde otro espacio físico. 

Se encuentra un espacio para la reflexión y la invitación a cuestionar la respuesta de la humanidad ante el caos. La oportunidad de ver desde afuera la omisión de la realidad, la mentira y el terrible juego de un gobierno con su ciudad y la locura entre máscaras y lo que parece el fin de todo lo conocido está latente durante los 95 minutos de esta historia. 

La obra se presenta en dos modalidades, virtual con una transmisión en vivo a través de la plataforma de Youtube y de forma presencial en la Sala Héctor Mendoza. La temporada inició el pasado 11 de abril al 2 de mayo de 2021. El único requisito para asistir, para el acceso virtual o presencial, es llevar a cabo un registro previo para la entrada gratuita. El cupo en la sala es limitado a 13 personas. 

Cada miércoles, jueves y viernes a las 20 horas y los fines de semana, sábado a las 19h y domingos 18h, encuentra una oportunidad para asistir nuevamente al teatro.  

   
Artículo Anterior

Una educación parisina

Artículo Siguiente

Judas and the Black Messiah

No hay comentarios

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *