4
Shares
Pinterest Google+

Este año aprendimos a distanciarnos, a relacionarnos virtualmente 

Ernesto Zavala III

Quizá al leer el título me cuestionen ¿Si la pandemia tiene un lado bueno? Les diría que sí, porque en medio de contagios, decesos, miedo y malas estrategias gubernamentales, vio la luz Experiencias del año cero. Lado B. Pandemia COVID-19, una obra que todos deberíamos leer. Este bello proyecto encabezado por Mónica Martínez Silva, nos aproxima a percepciones, emociones, curiosidades y experiencias de cada autor, en medio de un contexto mundial inédito; un tiempo marcado por el temor de estar frente a frente con la muerte, por las ganas de vivir, de adaptarse a nuevas formas de trabajar, convivir, por adentrarse a la tecnología, por la esperanza y la empatía. 

Mónica Martínez Silva se dio a la tarea de reunir a 24 autores para que escribieran lo bueno que les dejó la pandemia COVID-19; cada relato pareciera sacado de la imaginación, pero son la más pura realidad. Cada autor, desde su perspectiva refleja su manera de pensar y afrontar los sucesos que ahora nos agobian. Los relatos transitan desde estar a un paso de la muerte, pasando por adaptarse a la nueva normalidad, hasta encontrar formas para sobrellevar la cuarentena; son testimonios de vida, testimonios que quedarán para futuras referencias. 

Textos como “Entre la vida y la muerte. Más allá del confirmado”, de Salvador Martínez, aborda con crudeza el momento cuando estuvo al borde de la muerte, las secuelas que deja el virus y su lenta pero fortuita recuperación. Mientras que “Mis recuerdos. Lecciones aprendidas de una pandemia” y “Las enfermeras y enfermeros de México frente a la pandemia de COVID-19”, de Eduardo Corona y Mayra Arce respectivamente, se apegan a un contexto más enfocado en los trabajadores de la salud. “Después de la tormenta”, de Gabriela Medina, nos dice que los límites los ponemos nosotros y que el ser humano, si se lo propone, tiene la capacidad de evolucionar. *

“Pájaros, prodigios y muerte”, de Tatiana Maillard, manifiesta como durante la cuarentena todos los días fueron iguales, pero también diferentes, porque cada uno de ellos tuvo “sutiles variaciones y diminutas alteraciones en su composición” como narra la autora. “Los espejitos. Las mariposas de la flor de la pasión”, de Ernesto Zavala III, pone como ejemplo fehaciente a las mariposas, estos bellos insectos detienen su andar por el mundo cuando son orugas, para dar paso a una crisálida y después transformarse en algo mejor, he ahí la prueba, la pandemia nos detuvo y sin duda después de que pase todo seremos mejores. *

Experiencias del año cero. Lado B. Pandemia COVID-19, quedará como evidencia ante la necesidad de reinventarnos como individuos; a través de sus palabras está la realidad, con diferente composición, pero al final de cuentas la verdad. La obra muestra cómo cada uno de los autores fortalecieron su cuerpo, espíritu y mente para salir avantes en tiempos oscuros.

  • Título: Experiencias del año cero. Lado B. Pandemia COVID-19
  • Coordinadora Editorial: Mónica Martínez Silva
  • Editorial: El Viaje y el CaminoPágs. 288Año: 2021

*  Adicional se suman otros autores cuyos textos servirán para interpretar los hechos y de alguna manera conforme a nuestra forma de pensar darles significado.

   
Artículo Anterior

El deseo de Tomás

Artículo Siguiente

WOLFWALKERS, EL ESTILO SOBRE TODAS LAS COSAS

No hay comentarios

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *