0
Shares
Pinterest Google+

En El Hombre Duplicado de José Saramago, Tertuliano Máximo Afonso emprende un viaje para encontrar a un actor de cine que resulta ser su doble idéntico.

La obra de teatro El Amor de las Luciérnagas lleva el concepto “Saramagiano” a un nivel distinto. María, una joven escritora de teatro infantil, emprende un viaje a Noruega para aliviar el dolor de una relación sin rumbo y el hastío de una carrera a medio gas.

El vodka barato, el aburrimiento de una ciudad fría y los mitos de maldiciones vikingas pronto le empiezan a jugar bromas muy pesadas a su cerebro. María comienza a ver a su doble en la estación del tren y su personalidad pronto se triplica ante nuestros ojos. Así es, tres actrices para un personaje.

A partir de esta bizarra visión, el director y escritor Alejandro Ricaño convierte una historia simple en una alegoría llena de saltos de tiempo, símbolos y lecciones.

Darle tres voces al personaje principal fue un gran acierto. María, María y María -interpretadas por Adriana Montes de Oca, Sofía Sylwin y Assira Abbate-, le dan un gran matiz a nuestra protagonista. El guión, que pudo ser un monólogo cansino y tedioso, se convierte en un puzzle de ocurrencias e ideas llenas de encanto.

Como es habitual en el teatro mexicano moderno, la obra propone un personaje cómico entrañable. Una contraparte para el dramatismo, una balanza a la intensidad argumental. Tiene por nombre Lola y es interpretada con una encantadora vulgaridad por la actriz Sara Pinet.

Imagen cortesía Diario Portal

La puesta en escena es modesta pero relevante. La iluminación -pequeños focos colgantes- no solo le dan una luz hermosa a los espacios, también representan a nuestros personajes omnipresentes más importantes, ¿adivinen cuáles?

Cuando la luz de las luciérnagas se apaga por última vez en el Teatro Julio Prieto, te quedas con una sensación agridulce en el paladar. Todos tenemos dobles, no son más que nuestros arrepentimientos, las representaciones de lo que pudimos ser y no fuimos.

No pasa nada… solo hay que dejar ir, mejorar y entender que la vida, como la luz de la luciérnaga es así: INTERMITENTE.

  • Teatro Julio Prieto
  • Contemporáneo, Comedia
  • Del 12 de febrero al 23 de abril de 2018.
  • Dramaturgia: Alejandro Ricaño.
  • Dirección: Alejandro Ricaño.
  • Elenco: Adriana Montes de Oca, Sara Pinet, Sofía Sylwin*, Assira Abbate*, Ximena Sastrias*, Pablo Marín*, Álvaro Zúñiga*, Luis Eduardo Yee y Ricardo Rodríguez. *Alternando funciones.
   
Artículo Anterior

The Florida Project

Artículo Siguiente

El Ciudadano Ilustre

No hay comentarios

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *