0
Shares
Pinterest Google+

Las tragedias son personales, son momentáneas y no tienen tamaño; cuando hablamos de dolor es inexistente la unidad. Este puede ser causado por los fantasmas, esos seres que ya no están con nosotros pero que dejan un vacío, a veces te hacen recordar los buenos momentos y ser feliz por un instante, pero hay otros más crueles, aquellos que te atormentan en su ausencia tanto como lo hicieron cuando estaban vivos. 

Ana y Sofia — quiénes son interpretadas por Ileana Segura y Celeste Díaz — tienen sus fantasmas, lidian con sus recuerdos. Cada una encuentra la forma de enunciar sus temores y revivir sus memorias para sanarse. Sofia se dedica a la pintura — tuvo un gran amor, de esos que te hacen creer que te sacaste el premio mayor al comprar el primer billete de lotería — hasta que empieza a dañarte con su ausencia, mientras que Ana escribe poemas y lo hace para callar las voces de un pasado tormentoso que vivió en sus primeros años de vida junto a su madre.

¿Cómo nombrar a esto? — presentada por el colectivo R con R Teatro y que es parte de la cartelera del Centro Cultural el Hormiguero — tiene un texto dramático a cargo de Rodolfo Almazán y que surge como una lluvia de ideas colectiva que de acuerdo con sus creadores “ha ido mutando y enraizandose al contexto”. Su nacimiento fue un proceso compartido y es que un texto que habla de la compañía y del compartir con los demás para sanar, tenía que gestarse de esta manera.

 La dirección de cámaras para los proyectos escénicos va a tener que mejorar ya que han pasado solo algunos meses desde que se popularizaron los espectáculos en línea como una alternativa y los espectadores nos haremos más exigentes, para ver propuestas con un mayor nivel de producción. Este sería el elemento que se tiene que trabajar y para que la puesta tenga la justicia que merece por las actuaciones y el texto que la acompañan, para no demeritar la escenografía que conforman los cuadros del fondo al tener un mal encuadre y ocasionando que no luzcan como tendrían que hacerlo.

Esas pinturas que en el fondo se observan dan un contexto a los personajes y al lugar alejado de la realidad donde Ana y Sofia se encuentran para vivir sus miedos, es un elemento que nos conduce a su mundo. Esto es gracias a Eeesparzan —quién está a cargo de la escenografía y la pintura escénica — que muestra a las dos actrices enmarcadas cada una con el cuadro de una persona en su espalda y que muestra a quienes ellas claman para curarse.

Se parte de la última función de ¿Cómo nombrar a esto? el próximo 09 de octubre a las 20:00 hrs y adquiere tus boletos en la página boletopolis.com

   
Artículo Anterior

Al final del arcoíris

Artículo Siguiente

KALIMBA PRESENTÓ SU CONCIERTO “DESENCHUFADO”

No hay comentarios

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *