0
Shares
Pinterest Google+

El teatro en los tiempos del coronavirus

Hablar de Arnaud Charpentier es hablar de dinamismo, movimiento e innovación. La carrera teatral de este director francés se ha caracterizado por la ruptura de formulismos y la apuesta por un teatro integral que escapa de la media. Desde el 2003 se encargó de democratizar el teatro a través de las intervenciones que realizó en el Metro y calles de la Ciudad de México y logró demostrar que el arte escénico no está supeditado a un recinto.

Olivier Dautais, Arnaud Charpentier y Francia Castañeda

En 2010 creó, junto con Francia Castañeda y Oliver Dautais, la compañía Teatro Entre2 que ha presentado proyectos tanto dentro como fuera de los teatros. Sus obras se caracterizan por escapar de los cánones impuestos en el teatro y decantarse por la concientización, la innovación y la ruptura, todo esto a través de intervenciones, cine teatro y obras originales. La pandemia que azota al mundo probó la suerte de esta compañía justo en su décimo aniversario.

Fiel a su estilo, el 1 de noviembre del 2020 la compañía Teatro Entre2 presentó Funeral sobre ruedas. Una intervención que se realizó por distintos puntos de la Ciudad de México y que constó de un cortejo fúnebre que se llevó a cabo en bicicleta. Si bien Arnaud tenía planeado presentar esta intervención en el Bosque de Chapultepec, las medidas sanitarias implementadas por el Gobierno Federal se lo impidieron, así que se vio forzado a adaptarse.

“Durante mucho tiempo pensamos que no lo íbamos a hacer. Pero al ver que teníamos el apoyo de algunas instituciones y el proyecto aprobado, decidimos hacerlo en las calles, con todas las medidas pertinentes. La idea era pasar un rato espectacular sobre ruedas en la ciudad en tiempos de pandemia. Recordar a nuestros muertos, pero a la vez celebrar a la vida”.

A pesar de que Arnaud Charpentier sintió frustración al no poder realizar Funeral sobre ruedas como lo había planeado, la respuesta que tuvo de la gente que lo acompañó en este cortejo artístico le gustó. “Vimos gente en la calle, sorprendida, grabándonos. Provocamos algo extraordinario en lo cotidiano. Para nosotros fue un homenaje a los muertos y una muestra de nuestra de nuestra humanidad y nuestra necesidad de relación”, comenta el director francés con un dejo de impotencia en su voz, causada por el confinamiento obligatorio decretado en el país.

Aniversario opaco

En abril Teatro Entre2 cumplió diez años de vida, sin embargo, los festejos se vieron opacados por la situación actual del país y las medidas que tomó el gobierno como paliativo para detener el nivel de contagios en el país. Los teatros cerraron, los proyectos se cancelaron, el arte se suspendió. Para Arnaud Charpentier el encierro de las personas en sus casas ha afectado más de lo que, su supone, beneficia a la sociedad. “A los políticos no les queda más que meterse con la libertad de sus ciudadanos y con los cuerpos de sus ciudadanos”, denuncia Charpentier. 

“La pérdida de empleos, la infancia perdida de niños que viven encerrados, la educación y la falta de arte son problemas que se derivan de este encierro obligatorio. Los verdaderos artistas deben estar ahí para alzar la voz y ser críticos de la situación actual. No se trata de hacer proyectos en Zoom para ganar dinero, se trata de hacer conciencia”.

“Aceptamos muchas cosas por miedo. Estamos viviendo en un mundo como el de George Orwell y Aldous Huxley. Tenemos que pensar qué mundo queremos para nosotros para nuestros hijos.”  El estado actual del país le inquieta a Arnaud, quien ve con desconfianza el largo encierro que han padecido los ciudadanos.

No sólo es el hecho de las medidas tomadas como consecuencia de la pandemia la que preocupa al director francés, la inminente desaparición del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes (FONCA), entre otros fideicomisos decretada por el Gobierno Federal es un hecho que lo golpea directamente. 

La compañía Teatro Entre2 actualmente cuenta con una beca del FONCA, que le ha permitido minimizar el golpe de la pandemia, puesto que todos los trabajadores de la compañía cuentan con su salario; sin embargo, una vez que la beca desaparezca la certeza de un sueldo para todos los colaboradores de la compañía tambalea.

“No sé por qué lo van a desaparecer. Yo no he visto en el FONCA la corrupción que dicen. De hecho, hasta me quejaba de todos los filtros burocráticos que tenía que pasar. No he visto otra institución así, asociada con la transparencia absoluta, con un rigor como el que se tenía en el FONCA, que no creo encontrar en ninguna otra institución.”

La incertidumbre que le genera el hecho de la desaparición de este fideicomiso opaca el décimo aniversario de la compañía que, al parecer tendrá que “hibernar” el próximo año para gestar nuevos proyectos. “Como compañía independiente no sabemos si tendremos el apoyo suficiente, ya veremos cómo seguimos”.

A pesar del incierto futuro que se avecina a causa de estos males que ha tenido que soportar Teatro Entre2 en el 2020, Arnaud Charpentier confía en que las autoridades le permitirán festejar los diez años de la compañía en el CENART con el 30% de asistencia permitida. Como parte de la celebración planean presentar Agoralia, La Palmera y La descarga aún no ha terminado.

La palmera, cuentos y mentiras para todos

Si Teatro entre2 nos ha enseñado algo a lo largo de sus diez años de existencia es que el arte encuentra la manera de innovarse para sobrevivir, incluso, en un mundo en el que ha sido relegado a un segundo plano por un gobierno incoherente que limita la expresión artística. Es por ello que no existe duda alguna de que Arnaud Charpentier y la compañía sabrán reinventarse para salir del panorama oscuro actual.

   
Artículo Anterior

Entrevista Juan Carlos Vives y Victoria Benet

Artículo Siguiente

Cachorro de León

No hay comentarios

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *