22
Shares
Pinterest Google+

Cada una de las exposiciones no son sino una manifestación de salud y de mejora de la Universidad ante retos tan importantes que nos hace enfrentar la historia, comentó el Dr. José de Santiago Silva, Coordinador de Investigación Difusión y Catalogación de Colecciones de la Facultad de Artes y Diseño el pasado jueves, al inaugurar la exposición virtual Animalia: Reflexiones desde el arte y el diseño.

La exposición virtual realizada por docentes y egresados de la FAD reúne obras de la Antigua Academia de San Carlos y se organiza a partir de los elementos naturales que albergan o identifican a las especies: Tierra, el elemento fundamental asociado a la permanencia, al sustento y estabilidad, aire, que en la filosofía antigua se le consideraba como el aliento vital, fuego, al cual la alquimia lo identifica como un agente de transformación o regeneración y agua, la cual juega un papel fundamental en la vida y el desarrollo de la humanidad puesto que las grandes culturas antiguas se sirvieron de ella para lograr altos niveles de productividad y desarrollo. 

Además, cuenta con una sección extra nombrada Animalística Contemporánea, en donde se articulan diálogos entre los trabajos de académicos de la FAD, egresados del Posgrado en Artes y Diseño y miembros de la comunidad científica.

En la inauguración se contó también con la participación del Dr. Leonardo Lomelí Vanegas, Secretario General de Universidad Nacional Autónoma de México, quien concluyó la reunión con una reflexión acerca de la importancia del entorno natural a través del arte,  la revaloración de la vida animal que se busca con esta exposición y el simbolismo que ha tenido a lo largo de la historia de la humanidad.

Animalia: Reflexiones del arte y del diseño, estará disponible a partir del 27 de mayo por el sitio web de la Antigua Academia de San Carlos, visítala y realiza los recorridos virtuales que ofrece la exposición, así como las diferentes colecciones que presenta. 


   
Artículo Anterior

Brave New World: el Renacimiento de Iron Maiden

Artículo Siguiente

¡Efectos Secundarios!

No hay comentarios

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *