0
Shares
Pinterest Google+

Frente a una agenda mediática atiborrada de notas e imágenes llenas de violencia donde ya casi nada sorprende, es difícil delimitar lo que puede considerarse como extraordinario. Muchas conductas han sido normalizadas y la perversidad del ser humano ha encontrado frases para suavizar la malicia de sus acciones. “El fin justifica los medios”, “He visto cosas peores”, “El sistema nos obliga”, en fin, lista continúa en medio de una época donde segundo a segundo somos testigos o incluso partícipes de actos dotados de una maldad extraordinaria.

Las dramaturgas Paula Zelaya Cervantes y Ana González Bello, unieron fuerzas para reflexionar sobre el día a día de un México que se niega a cuidar el medio ambiente, proteger a la vaquita marina o detener la corrupción y las injusticias. La obra 245 actos de maldad extraordinaria es un viaje que desmitifica las historias de superhéroes, a través de su protagonista, una adolescente ordinaria que no heredó los poderes de su padre, pero que en su interior vive el anhelo de un mundo mejor.

González Bello es la responsable de dar vida a Andrea, quien no deja de pensar en su padre: Chucho Man mientras lidia con los problemas dignos de su corta edad. Al borde de un colapso, la joven ordinaria calla sus emociones, sumando a la lista de todas aquellas “cosas que nunca se dijeron y que chance alguien debería haber dicho” porque quizá así se hubieran cambiado el orden de las cosas. Y, en un México donde habita la maldad, con el gen extinto de los superpoderes y con la inmadurez encima, Andrea decide dar un paso adelante para convertirse, contra todo pronóstico, en heroína. 

El unipersonal, dirigido por Paula Zelaya, es una propuesta fresca con un mensaje poderoso y muy necesario. En la escenografía (Sergio Villegas) en la que se marca el diseño de utilería (Ruth Hernández), se integran elementos audiovisuales que dotan de dinamismo a su estructura anacrónica; juntos son muestra del cuidado minucioso que Once Once Producciones pone hasta en  los detalles más mínimos para entregar una puesta en escena que atrape en forma y fondo a sus espectadores. 

245 actos de maldad extraordinaria arrancó su primera temporada el pasado 11 de marzo en compañía de la actriz Arcelia Ramírez, como madrina. Esta función, también marcó el regreso a las tablas de la productora a cargo de Jimena Saltiel, quien conmovida por un teatro lleno expresó su agradecimiento y orgullo al repetir mancuerna con Paula Zelaya Cervantes y Ana González Bello, luego de que la obra fuera galardonada en 2019 con el “Sharon Enkin Award for Young People» por Plawrights 
Guild of Canada y con el premio “National Latino Playwright Award” otorgado por Arizona Theatre Company.

En 2017 en Nueva York, la actriz Ana González Bello también recibió el premio a «Actriz Revelación» en el Festival United Solo.
 Mientras que en 2021, Los Premios Metro nominaron la pieza en las categorías de “Mejor Diseño de video” y “Mejor escenografía de una obra”.


El recinto que albergará 245 actos de maldad extraordinaria  hasta el 29 de abril, será La Teatrería (Tabasco 152 col. Roma) y se presentará todos los viernes a las 20:30 horas. Los boletos se pueden adquirir directamente en taquilla o en la página web de La Teatrería.

   
Artículo Anterior

Hope, Soledad

Artículo Siguiente

Dioses de México, para saber de dónde venimos

No hay comentarios

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.