0
Shares
Pinterest Google+

La banda mexicana de rock El Tri de Alex Lora, cumplió 52 años de trayectoria musical y a pesar de la situación de confinamiento que vivimos, la celebración de los rockeros no podía pasar desapercibida, por lo que se valieron del  streaming para celebrar con la banda de todo el mundo en un toquín virtual.

La noche del pasado sábado 24 de octubre, se transmitió en vivo a través de Plataforma Live el concierto en el que Alex Lora y compañía derrocharon energía e interpretaron uno a uno los éxitos de la banda chilanga.

Con una escenografía integrada por enormes pantallas y un escenario en forma de guitarra, Alex Lora salió a escena, y de inmediato, lanzó la consigna de “echar desmadre y divertirse”, a toda la banda que estaba conectada desde casa para vivir una velada llena de rock.

Uno a uno comenzaron a desfilar los invitados para este toquín, el primero en acompañar a Lora fue el rapero C-Kan interpretando la rola Parece fácil y difícil; después llegó el turno de Margarita “La diosa de la cumbia” quien unió su voz a la del rockero para interpretar el tema Cuando tú no estás. 

Mario Bautista también se hizo presente en esta velada cantando ADO a lado de Alex Lora, y Sabo Romo llegó a escena con la rola Oye Cantinero. Por su parte Beto Cuevas, Flor Amargo al igual que Chizzo, el vocalista líder de la banda argentina de rock La Renga; fueron parte del festejo, pero de forma virtual.

El momento emotivo de la noche se hizo presente cuando Lora recordó a todos sus amigos que este año partieron, así como a las víctimas mortales de la pandemia, y  muy a su estilo les rindió homenaje, al dedicarles “un minuto de desmadre”. Tampoco perdió la oportunidad de agradecer a todos los médicos y gente que se la está “rifando” en estos momentos.

Ya lo dijo Lora, más allá de festejar 52 años de trayectoria musical, el concierto fue el pretexto ideal para volver a los escenarios y hacer lo que más ama,  porque “la música es una motivación y  un desahogo”; y aunque esta noche fue un concierto muy diferente porque no tenía la energía que el público emana en los toquines, el rocanrolero cumplió con las expectativas de brindar una velada única y llena de rock and roll.

Tras cumplirse tres horas de gritos, brincos y mucho rock,  Alex Lora y “su domadora” Chela Lora, comenzaron a despedirse sin antes interpretar la última tripleta de éxitos, Triste canción de amor, Las Piedras rodantes y Chavo de onda.

Así llegó a su fin este toquin virtual que marcó un precedente en la historia de la banda, quienes acostumbrados a interactuar con su público en todos sus conciertos, en esta ocasión se tuvieron que conformar con cantarle a las cámaras para que toda la vibra del rock atravesara la pantalla de los que atentos cantábamos sus éxitos desde nuestro hogar.

Una experiencia diferente, una buena iniciativa, pero sin duda lo virtual no supera a vivirlo en vivo; hace  falta  toda la experiencia del contacto humano y tener la oportunidad de llenarte de energía que El Tri que Alex Lora desborda en el escenario. Justo ahí es donde la nostalgia y el anhelo de volver a los conciertos en vivo son cada vez más fuertes. 

   
Artículo Anterior

Los archivos del horror, José Ramón Berganza

Artículo Siguiente

Julio Camejo. El miedo no es una opción

No hay comentarios

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *