0
Shares
Pinterest Google+

Con la experiencia de producir cine, apostar a los proyectos y contribuir a ver los sueños cumplidos de los cineastas, David Zozana incursiona en el mundo de la realización cinematográfica con Mano de obra. 

Luego de que de la ópera prima del director estrenara en 2019 en la edición 67 del Festival Internacional de Cine de San Sebastián; pisara el Festival Internacional de Cine de Toronto (TIFF), y fuera acreedora al Premio Ingmar Bergman a Mejor Debut Internacional en el Göteborg Film Festival; por fin, Mano de obra, llegará a salas comerciales de nuestro país. 

Para hablar al respecto, y en espera de que el próximo 27 de septiembre se lleve a cabo la Ceremonia 62 de los premios Ariel, en donde la cinta compite en las categorías de Guión Original, Ópera Prima y  Actuación; platicamos con David Zonana, quien con un temple pacífico y una sonrisa, nos reveló su entusiasmo por experimentar los últimos pasos previos al momento más esperado de una cinta: la exhibición al público.

“Lo importante para mí y para la mayoría de los que colaboraron en la película es que llegue al público, que la vean en México, país del cual habla. Para mí los Arieles son un impulso extra para que la gente se interese y vaya a ver la película”, confesó. Mientras nos contó su interés por explorar la moral humana en distintos ámbitos, así como la psicología, recorrimos sus trabajos previos. 

Cortesía: Calouma Films

Los cortometrajes Hermano (2017), Sangre alba (2016) y Princesa (2014); fueron los primeros acercamientos del director hacia la psique humana y su moral; pero las verdaderas bases para el desarrollo de su primer largometraje, vino de la mano de Michel Franco. “Yo no estudié cine. Trabajando en la productora de Michel Franco, fue donde aprendí de cine, sobre los directores del pasado y los contemporáneos, de la historia del cine. Además ha tenido una influencia importante en mi carrera”.

Tal como Tarantino lo hizo, Zonana nutrió su biblioteca mental de referentes para fortalecer la historia de unos albañiles que día a día ponen todo su esfuerzo para construir casas que no habitarán pero que les dará algo de sustento para mantener de pie sus propios hogares. Luis Buñuel, con su surrealismo y contrastes sociales en Viridiana así como en El discreto encanto de la burguesía, fue una de sus grandes inspiraciones. 

“El mundo de la construcción es una más de las industrias en México en donde el lujo contrasta con la precariedad de la gente que trabaja ahí. Están frente a algo que no van a poder tener. Construir algo con tus manos y que sabes que no puedes ofrecérselo a tu familia tiene implicaciones psicológicas muy tristes y fuertes ”. 

Mano de obra contó con varios albañiles que se unieron a las filas de actores para dar vida a la historia. Su participación, nos contó Zonana, ayudó a dotar a la cinta de realismo. ”Cuando escribí el guión, consideré que aunque el mundo de la albañilería está presente como algo intrínseco al folclor mexicano, se necesita experimentar en carne propia la industria; por eso pasé el mayor tiempo posible en construcciones, para entender sus dinámicas, su mundo y sus formas”. 

Trabajar con quienes conocían de fondo el universo que plantea la película, aunque resultó un reto, era una labor más fácil que la de familiarizar a un grupo de actores con todas las complejidades y dinámicas del mundo de la albañilería. “Fluyendo en ese camino llegamos a gente increíble, carismática, talentosa y llegamos a hacer muy buenos amigos. Ellos aportaron mucho al proyecto”.

Cortesía: Calouma Films

David Zozana, ha creado un círculo de amistades que no sólo tienen una trayectoria en el ámbito cinematográfico; sino que han logrado consolidar una plataforma de apoyo mutuo. Actores, productores y gente cercana que se ofrece la mano en cada proyecto; con quienes los lazos van de lo personal al claro entendimiento del trabajo que realizan. Darío Yazbek, Mariano Hernández, Rodrigo Mendoza son algunos nombres que figuran en los proyectos del director, sin exceptuar, por supuesto a Franco

Finalmente, habló de sus próximos proyectos, entre los que se encuentran un segundo largometraje que se filmará en el verano del 2021. Sin embargo, su energía aún está en la espera del estreno de Mano de obra, el próximo  1º de octubre, para después buscar su lanzamiento en alguna plataforma de streaming.

Así que no se pierdan una de las favoritas para salir victoriosa en la próxima entrega de los premios Ariel. 

   
Artículo Anterior

MARIA FERNANDA GARCÍA, LA FAVORITA DEL PÚBLICO

Artículo Siguiente

TODO SOBRE PEDRO

No hay comentarios

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *