0
Shares
Pinterest Google+

Los amigos invisibles han vuelto con la gozadera de su reciente sencillo EH EH OH OH. En conferencia de prensa vía Zoom, la banda venezolana internacionalmente reconocida declaró su alegría por el nuevo material y por su regreso a escenarios presenciales.

Julio Briceño, José Rafael Torres y Juan Manuel Roura ─también conocidos como Chulius, Catire y Mamel─ compartieron un ambiente lleno de bromas, cantos espontáneos y entusiasmo por el porvenir.

Funk a lo Queen

Tras 26 años ininterrumpidos de producciones musicales y shows en vivo, el trío congeló momentáneamente sus planes debido a la pandemia. El COVID-19 detuvo de golpe su gira por Australia, canceló el resto de sus presentaciones en otros países y los mantuvo alejados de los estudios de grabación por más de un año.

Aunque no estaban convencidos de crear música a la distancia ni por medios virtuales, su inquieto espíritu los obligó a componer. Julio, Catire y Mamel se acercaron a los orígenes tropicales de la banda y produjeron varios temas que se revelarán a su merecido momento.

EH EH OH OH se adentra en el ritmo de la balada funk ochentera con sus potentes percusiones, frescas líneas de guitarra y electro beats cargados de nostalgia. “Estuvimos preparando el lanzamiento, era una canción que ya teníamos lista, tiene una energía muy bonita, un funky con armonías a lo Queen y un solo de guitarra medio rapeadito”, comentó Julio con una sonrisa marcada.

La canción fortaleció vínculos con otros artistas, pues contó con la genialidad del guitarrista y coproductor, C-Funk y con la armoniosa voz del compositor, Silverio Lozada. Además, el single fue el debut del joven talento de Giuliana y Matías Briceño, hijos del mismo Julio.

El VHS, el YouTube de antes

El pasado 20 de mayo, Los amigos invisibles estrenaron el video de EH EH OH OH en su canal oficial de YouTube. La imagen de un VHS introducido a una televisión con estática es el preludio de 3 minutos con 50 segundos llenos de sabor venezolano.

La producción fílmica estuvo a cargo del director apodado “Un enano” (Miguel Ángel González) y se realizó en Miami en tan sólo un día. Todos los involucrados en la composición musical aparecen en escena, así como los hijos de Julio y algunos de sus amiguitos.

Para hacer juego con la pista, el concepto del video se centró en la tecnología de finales de los ochenta. Un VHS representa el poder de la reproducción, una época donde la gente rescataba sus memorias en cintas magnéticas, una industria musical donde los fanáticos grababan de forma casera su canción predilecta para reproducirla mil veces.

La banda se inspiró en el recuerdo de una vida sin streaming ni YouTube, jugaron con la yuxtaposición del pasado con el presente e intercalaron su nuevo proyecto con imágenes de Nada que decir (1995), el primer videoclip que filmaron en la historia de su carrera.

El ego de un aplauso

El mundo artístico y el entretenimiento han mutado, no sólo con presentaciones en línea; actualmente los auto conciertos son la mejor opción para disfrutar de música en vivo. Después de quince meses sin pisar un escenario, el grupo se presentará este 10 de junio en el Auditorio Pabellón (Monterrey) y el 11 del mismo mes en la Curva 4 del Autódromo de los Hermanos Rodríguez (CDMX).

¿Qué es lo que más extrañan de las presentaciones en vivo?

“La interacción con la gente. No estar en tarima como que te saca de sitio, te quita el piso más sabiendo que nosotros somos una banda de conciertos”, replicó el baterista, Mamel, para Bogart Magazine. Catire, encargado del bajo, remató: “Me di cuenta de que soy egocéntrico porque necesito el aplauso en mi vida”.

Finalmente, los intérpretes desearon que su trabajo levante el ánimo de sus admiradores y agradecieron esta oportunidad de retomar su pasión en medio de las dificultades presentes por la pandemia.

No te pierdas el regreso de Los amigos invisibles y consulta sus nuevos proyectos en Facebook(Los amigos invisibles), Twitter e Instagram(@amgsinvisibles).

   
Artículo Anterior

Cruella ¿cumplidora?

Artículo Siguiente

Brave New World: el Renacimiento de Iron Maiden

No hay comentarios

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *