0
Shares
Pinterest Google+

Tras su éxito en Jalisco, llega a la pantalla grande la Ciudad de México la cinta inspirada en la vida de un peregrino, Agua de Arrayán, cinta con la que debuta en la pantalla grande el director Alejandro Robles Gil.


La cinta narra una historia de fe y devoción a la Virgen de Talpa, protagonizada por Isacc Ledezma dándole vida a Oscar, un padre de familia, que luego de un hecho desafortunado, emprende el camino a la ruta del peregrino rumbo a Talpa en  busca de un milagro que le regrese el sentido a su vida.

El pasado 7 de junio se llevó a cabo la premiere de la cinta Agua de Arrayán en un cine del centro de la Ciudad de México, en la que se hicieron presente celebridades y amigos del director de la cinta Alejandro Robles Gil, entre los que desfilaron Michelle Rodríguez, Alberto Estrella, Coralia Manterola, Gerardo Osorio y Manuel Quihui, siendo este último el cantautor del tema principal de la película.

Durante el filme se destacan elementos de un lugar típico de Jalisco, Talpa de Allende, lugar en donde se lleva a cabo una tradición desde hace más de 300 años, donde se realiza un peregrinaje de tres días, llegando a diferentes lugares aledaños hasta el santuario de la Virgen el Rosario de Talpa. 

La ópera prima de Juan Pablo Palomera y Alejandro Robles Gil logró reunir un elenco espectacular del teatro, el cine y la televisión en México, entre los que destacan Itatí Cantoral, Daniela Luján, Michelle Rodríguez, Alberto Estrella, Lucía Guilmáin (QEPD), Luis Fernando Peña, el primer actor José Carlos Ruiz, Olinka Velázques y Amaranta Ruiz.

Sin duda alguna es una cinta que refleja una de las tradiciones más fuertes de nuestro país, el amor y la devoción, guiadas por la fe para lograr un milagro en nuestras vidas. Gil logró llevar a la pantalla grande después de seis años una historia que tocará el corazón de todo aquel que vea Agua de Arrayán.

El cine mexicano sigue creciendo, abriéndose camino entre grandes monstruos de la industria cinematográfica, haciéndose de un nombre. Consumamos local, apoyemos a los nuestros, porque México tiene talento, solo hace falta apoyarlo.

 No se pierdan en las salas de cinépolis de la CDMX Agua de Arrayán, una película con la que seguro se identificarán, porque todos hemos buscado en algún punto de nuestras vidas, conseguir un milagro.

   
Artículo Anterior

Quiero ser Nadia

Artículo Siguiente

Yo también me llamo Hakusai: La gran ola del sentir

No hay comentarios

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.