0
Shares
Pinterest Google+

El 2019 es un año que suena lejano, donde no imaginábamos la importancia de un cubrebocas bien puesto, del valor que tiene la cercanía, lo importante que son los abrazos, lo valioso que es darle un beso en la mejilla a tus amigos cuando los saludas, han cambiado muchas cosas desde aquel año. Ahora la calma se empieza a sentir parece que nos vamos acostumbrando a coexistir con la enfermedad, pero lo cierto es que los reencuentros son cada vez más significativos.

 

Como el que se vivió ayer en los premios de la ACPT —La Agrupación de Críticos y Periodistas Teatrales— una ceremonia que reunió a los teatreros para festejar las mejores obras de 2019, pero que en realidad fue un pretexto para volverse a juntar, para verse después de tantos meses donde el teatro tuvo que cambiar su manera de existir. Dentro del Teatro de la Ciudad Esperanza Iris, se juntaron los recuerdos de muchos compañeros, la felicidad de verse de nuevo y la nostalgia por lo que ya no pudieron estar. 

La entrega comenzó con Enrique Saavedra, Juan Carlos Araujo y Jaime Rosales quienes además de darnos la bienvenida fueron los encargados de entregar 2 galardones uno para Adriana Roel y el para Héctor Bonilla ambos como reconocimiento a su trayectoria profesional.  Los primeros ganadores en las categorías de actriz y actor revelación fueron Dano Ramírez por Corazón gordito —obra que también se premio en la categoría teatro para jóvenes audiencias— y Ulises Galván por Beautiful Julia

Durante el transcurso de la noche fuimos conociendo al resto de los ganadores, entre los que estuvieron el colectivo Leviatán por La vida de Roth en Dramaturgia Mexicana, Diana Sedano por el monólogo Tornaviaje, la obra Novecento ganó en la categoría de mejor diseño sonoro y música original, Chicago, El musical se llevó el premio a mejor musical, Christian Magaloni ganó como mejor actor por su participación en  Himmelweg, en la categoría de mejor actriz, Cassandra Ciangherotti se llevó el premio por BlackBird, mientras que Susana Zabaleta hizo lo propio en la categoría mejor actriz en un musical por su papel en Casi normales.

La noche se la llevó Ícaro Teatro compañía que junto con Pablo Perroni y Cuarta Pared llevaron a los escenarios The Pillowman ganando las categorías de traducción, dirección, Alfonso Borbolla se llevó el premio de mejor actor de reparto y finalmente el equipo pasó al escenario para recibir el premio a la mejor obra. En escena anunciaron que está obra tendrá una nueva temporada a inicios de 2022 en el Teatro Milán, así que aprovechemos para acercarnos a verla. 

Recordar las obras con el tiempo de por medio se volvió un ejercicio de memoria y de reflexión. Te hace pensar en lo inmediato de teatro, en como todo lo que sucede en ese espacio, termina una vez que sales del recinto, pero cuando existe un trabajo que funciona en escena, este logra romper esa barrera y a pesar de los meses aún recuerdas una frase, una historia, el nombre de un personaje que se quedó grabado para vivir en tus referentes.

No te olvides de visitar la página www.acpteatro.com/galardonados para conocer la lista completa de los ganadores.

   
Artículo Anterior

Carlos Rivera protagonizará José El Soñador

Artículo Siguiente

El Circo del Horror: Un espectáculo que te dejará helado

No hay comentarios

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *