0
Shares
Pinterest Google+

“En cierto modo, la vida es como el jazz… es mejor cuando improvisas”.

George Gershwin

El jazz no es un puro y simple estilo de música, es pilar de la ideología afroamericana, el cual existe desde finales del siglo XIX, se ha caracterizado por tener reacciones instintivas, sensuales, así como un progreso instrumental. El jazz nació y se desarrolló en el Delta del Mississippi y Nueva Orleans, con el paso de años se trasladó a las grandes ciudades como Chicago y Nueva York para acentuar su grandeza.

La música, como toda expresión artística, refleja el estado de ánimo y sensibilidad, el jazz desde sus orígenes rompió barreras, fomentó comprensión y tolerancia, promueve la improvisación, genera diálogo y aporta la integración de grupos marginados. El maravilloso jazz es música imaginada del deseo más incierto, es una sinfonía sin partitura, un poema sin poeta.

Podría proporcionar más datos, fechas, ideas pero ¿cuál sería el propósito? Considero que lo importante es conocer un poco del jazz, instrumentos, subgéneros e intérpretes; por eso hoy que celebramos el Día Internacional del Jazz, aquí en Bogart Magazine les compartiremos un poco de todo lo que ha rodeado a este género musical.

¿Qué es el jazz?… el jazz es:

Subgéneros como el ragtime, New Orleans hot, Dixieland, swing, bebop, cool, West Coast Jazz, hard bop, third stream, jazz latino, funky jazz, free jazz, post bop, jazz fusión, jazz afrocubano, bossa nova, jazz rock, jazz rap, crossover jazz, acid jazz, smooth jazz, new age, Western swing, world music, ska jazz, electric jazz, un jazz y jazz flamenco.

Instrumentos como el piano, trompeta, trombón, clarinete, saxofón (soprano, alto, tenor y barítono), batería, contrabajo y bajo eléctrico, órgano, teclado, percusiones, flauta, sintetizadores, vibráfono; en algunos casos guitarra, arpa, armónica, bandoneón, tuba y corno francés.

Pero sobre todo se podría definir como improvisación, virtud, acordes en tempi, éxtasis, resplandor de la música expresada desde el alma.

Los subgéneros y los instrumentos no serían nada sin la majestuosidad de:

King Oliver, Louis Armstrong, Lester Young, Charlie Parker, Scott Joplin, Jelly Roll Morton, Duke Ellington, Teddy Wilson, Nat King Cole, Art Tatum, Wynton Kelly, Walter Bishop, Bill Evans, McCoy Tyner, Herbie Hancock, Chick Corea, Bobby Hackett, Dizzy Gillespie, Miles Davis, Wynton Marsalis, Benny Goodman, John Coltrane, Sam Rivers, Wayne Shorter, Jan Garbarek, Cannonball Adderley, Duke Ellington, Charles Mingus, Chuck Israels, Wilbur Ware, Paul Chambers, Bill Evans, Ron Carter.

También están: Jaco Pastorius, Ben Pollack, Ella Fitzgerald, Nina Simone, Art Blakey, Joe Morello, Tony Williams, Billy Cobham, Frank Zappa, Big Mama Thornton, Billie Holiday, Mongo Santamaría, Ray Barreto, Airto Moreira, Herbie Mann, Aretha Franklin, Robert Johnson, Little Walter, Alberta Hunter, Bing Crosby, John Lee Hooker, Albert King, B.B. King, Angela Bofill, Thelonious Monk, entre muchos otros que por espacio no mencionamos.

Todos estos músicos e intérpretes crearon su propia música y estilo, en algún momento fueron considerados los mejores porque se mantuvieron de pie con su música durante una revolución social llena de necesidades, inquietudes e igualdad. Su música fue creada en un tiempo, cuando todo era ilusión; para el que escribe estas líneas, el jazz se convirtió es un bonito sueño del que no me gustaría despertar.

   
Artículo Anterior

El soundtrack 98

Artículo Siguiente

Simposio Internacional Arte y Neurociencia: el nuevo binomio creativo

No hay comentarios

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *