2
Shares
Pinterest Google+

Un día como hoy, pero hace 24 años nació la talentosísima y hermosa actriz argentina-británica Anya Josephine Taylor-Joy mejor conocida como Anya Taylor-Joy, quien recientemente ha ido adquiriendo mayor notoriedad gracias a su papel como Beth Harmon en la popular serie de Netflix Gambito de Dama (2020) entre otros grandes papeles en películas como  el filme de terror sobrenatural The Witch (2015) así como en Split (2017) y Glass (2019) 

Mujer con cabello largo

Descripción generada automáticamente

Anya Taylor-Joy nació un 16 de abril de 1994 en Estados Unidos en el estado de Miami, cuando era recién nacida sus padres decidieron mudarse a Argentina donde pasó seis años de su vida hasta que su familia decidió mudarse a Londres donde es que su destino como actriz le aguardaría puesto que a los 16 años incursionó en el mundo del modelaje para posteriormente hacerse de contactos con agentes actorales.

Ella saltaría a la fama con la película The Witch la cual se estrenó en 2015 y después continuaría con otros papeles junto a actores como James McAvoy. Ha sido elogiada como una muy buena actriz por la crítica internacional ya que su poder actoral en la pantalla es sublime tal y como se le puede ver en su papel de Beth Harmon. Para celebrar el que sus padres trajeran a una muy buena actriz les dejamos unos datos curiosos sobre ella.

  1. Audicionó para el papel de la versión más joven de Maléfica en el filme de Disney interpretado por Angelina Jolie, sin embargo, fue rechazada y eso le causó una leve depresión pues confiesa que lloró mucho tiempo ante el rechazo del papel.
  2. Se negó por dos años aprender inglés como un modo de protesta contra sus padres por llevarla a vivir a Londres y no quedarse en Argentina.
  3. A pesar de ser una actriz muy guapa, ella se considera fea puesto que en sus años escolares le hacían burla de sus ojos ya que decían que parecía un pescado, lo que ella no sabe es que este rasgo es tan distintivo y llamativo en ella.
  1. Su primer beso en la pantalla fue con el actor James McAvoy.
  2. Ella no sabía nada sobre el ajedrez cuando grabó Gambito de Dama por lo cual tuvieron que recurrir a un doble de manos para poder interpretar las majestuosas jugadas que se ven en la serie. Al final Taylor aprendió a jugar y se dice que es bastante buena.
   
Artículo Anterior

Presentación de: Cara de perro

Artículo Siguiente

Daniel Barahona, una mejor versión de sí mismo

No hay comentarios

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *