0
Shares
Pinterest Google+

¡SER ES RESISTIR!

Bajo este lema se celebró el sábado pasado la Marcha por el orgullo LGBTTTI en su edición número 41, una cifra que resulta significativa para esta comunidad. No sólo porque fue justamente en 1978, hace cuarenta y un años que se celebró en México la que se considera la primera marcha del orgullo gay, dentro de una manifestación por lo ocurrido en el movimiento estudiantil del 68; sino porque coincide con el escándalo que convirtió al gobierno de Porfirio Díaz en carne de cañón para la sátira periodística de la época, el baile de los 41 maricones.

Foto de José Luis Gutiérrez García

Estos dos hechos históricos son los que sirvieron como fuente de inspiración para que este año alrededor de 170 mil personas,  en cifras de la Secretaría de Seguridad Ciudadana, se reunieron en las calles de la CDMX para celebrar la diversidad sexual, pero más que nada para mostrarse en pie de lucha contra la discriminación y la violencia que aún impera en gran parte de nuestro país. “¡Aquí estamos y seguiremos resistiendo!” fue el grito de batalla que pronunciaban a la par todos los que se reunieron este día  para celebrar al amor en todas sus formas.

Alrededor del mediodía, el Ángel de la Independencia era testigo de las miles de banderas de colores que ondeaban  en manos de los que inundaron sus alrededores para comenzar la celebración. Reforma era un auténtico mar arcoíris donde todos se agrupaban en espera del banderazo de salida para marchar orgullosos rumbo al corazón de Ciudad de México, el Zócalo capitalino, y hacerlo retumbar con un concierto que cerraría con broche multicolor la celebración.

Foto de José Luis Gutiérrez García

El comité Inclúyet fue el encargado de la organización del evento. En voz de la Mtra. Geraldina González, la Senadora Patricia Mercado, la activista Gloria Cariaga representante de la Comisión Nacional de Derechos Humanos y el líder de opinión Genaro Lozano, por mencionar algunos; quienes se pronunciaron a favor de la diversidad y se comprometieron con seguir apoyando a la comunidad LGBTTTI para lograr que los discursos de odio terminen, así como la búsqueda del matrimonio igualitario en todo el país, es como dio inicio la edición 41 de la marcha por el orgullo.

El mar multicolor comenzó a moverse para desplazarse al zócalo de La CDMX, donde ya los esperaba Ophelia Pastrana, mujer transgénero y símbolo del movimiento, quien abrió la conducción del concierto que contó con la participación de la cantante La Bruja de Texcoco, el ballet gay México de Colores, el Coro Gay de la CDMX, el cantante Jaime Cohen, la DJ Guapiz, la cantante Pambo, el grupo Torre Blanca, el fenómeno juvenil Aristemo, la cantante trans Zemmoa y  el elenco del proyecto La Más Draga, entre otros.

Foto de José Luis Gutiérrez García

El evento que duró poco más de ocho horas, también contó con la participación de Andrea Escalona,  los youtubers Pepe y Teo, la actriz Alejandra Ley y Galilea Montijo, todos ellos como conductores. Para finalmente dar por clausurada la 41 edición de la marcha por el orgullo con la participación de la cantante María León.

Lo que destacó

Dentro de toda esta fiesta multicolor me gustaría mencionar el ambiente de respeto, tolerancia y amor que imperó durante toda la marcha. Hoy todos los que salieron en busca del reconocimiento de sus derechos, lo hicieron de la mejor manera, y demostraron que están y seguirán alzando la voz en busca de igualdad. Como el eslogan de la marcha lo dice ¡Ser es resistir!

Otros que merecen mención,  son los integrantes del Coro Gay de la CDMX, quienes durante su presentación en el escenario dejaron claro que disfrutan lo que hacen, y lo realizan con pasión. ¡Bien por todos ellos! Vale la pena seguirlos.

Foto de José Luis Gutiérrez García

Por último, hubo tres presentaciones en el concierto que reventaron el Zócalo con los gritos de los fans. Sin duda los más esperados de la tarde fueron la pareja de ficción gay Aristemo, la dupla de YouTube Pepe y Teo, así como la ganadora del concurso de drag mexicano Alexis XXXL y todas sus compañeras del proyecto de internet La Más Draga 2. Es curioso ver la apertura que está teniendo nuestro país en temática gay y drag, estos tres proyectos son la sensación actual,  no sólo entre la comunidad gay, también entre el público en general gozan de gran aceptación.

Lo que no estuvo tan padre

El mar de marcas que estaban apoyando el movimiento. A donde volteabas te veías pancartas con hashtag, logotipos, globos, mantas y un sinfín de publicidad de todas las compañías que se hicieron presentes. En verdad, llegó a ser agobiante, era contaminación visual.

Foto de José Luis Gutiérrez García

Seamos sinceros, está genial que apoyen la marcha y a la comunidad LGBTTTI, pero, ¿a quién engañamos? Toda esa presencia es sólo estrategia de marketing, que supongo les funciona, pero es abrumador. Dejemos de aprovecharnos de las circunstancia y de intentar sobresalir a costa de un movimiento que cada vez va ganando mayor visibilidad. Apoyemos sin la necesidad de inundar con publicidad este tipo de eventos, pongámonos creativos. 

Foto de José Luis Gutiérrez García
Foto de José Luis Gutiérrez García
   
Artículo Anterior

THE PILLOWMAN: CUANDO LA REALIDAD SUPERA A LA FICCIÓN

Artículo Siguiente

El hombre pez

No hay comentarios

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *