0
Shares
Pinterest Google+

Desde el nombre ya lo vemos venir, la cinta de Ken Loach es una declaración. Daniel Blake se pronunciará para convertirse en un hombre cuya causa lleva por bandera la dignidad. Cualquier batalla ganada será en beneficio de toda una sociedad. Pero no nos confundamos, I, Daniel Blake no es una cinta de pretensiones y tampoco se pierde en aletargados discursos de resistencia u oposición.

Con una historia conmovedora y profundamente triste, Loach hace una crítica social. El ineficiente sistema burocrático que termina de ahogar a los protagonistas en su desgracia se evidencia con un toque de humor negro tan inteligente que posicionó al director junto a nombres como Michael Haneke y Francis Ford Coppola, al ganar por segunda ocasión la Palma de Oro en el Festival de Cine de Cannes.

Desde los primeros segundos, Ken Loach logra empatía entre el protagonista y los espectadores. Sin develar a los actores con la pantalla negra, en un simple diálogo entre doctor y paciente, se nos dibuja la primer sonrisa en el rostro. Sabemos que lo que viene se posicionará como uno de los favoritos en la selección que este año hizo el Festival Internacional de Cine de Morelia.

Se debe admitir que el trabajo actoral le facilitó la tarea al director británico. Por un lado, Hayley Squires con mirada triste y su encantador acento nos hechiza. Cada minuto en desesperación incrementa las ganas de brincar hasta el set para abrazarla y decir que todo estará bien. En cambio, esa labor está a cargo de Daniel Blake interpretado por Dave Johns, basta decir que su papel le valió varias nominaciones.

Es poco lo que se puede decir sobre esta cinta, un hombre cuya salud se deteriora pero sus convicciones se fortalecen, en su camino se encontrará a una mujer quien junto a sus dos hijos acompañarán al protagonista en su lucha contra el sistema. Dos situación tan distintas que se unirán para complementarse. Una cinta que sólo hasta que la ves puedes comprender lo certero de quienes la han llamado una maravilla.

Los adjetivos podrán seguir una y otra vez, encantadora, profunda, emotiva, divertida… pero dejemos que I, Daniel Blake hable por sí misma.

  • I, Daniel Blake
  • Reino Unido, 2016
  • Director: Ken Loach
  • Guión: Paul Laverty
  • Con: Hayley Squires, Natalie Ann Jamieson, Dave Johns, Micky McGregor
  • Duración: 100 min.
   
Artículo Anterior

61 años de buen cine

Artículo Siguiente

Con toga y birrete

No hay comentarios

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *