0
Shares
Pinterest Google+

Dos recientes éxitos mediáticos: Ghost, una banda sueca de heavy metal formada en 2008 y la serie  de temática sobrenatural, original de Netflix, Stranger Things, que salió en este año ¿Su similitud?  Aparte del éxito que han generado, son un recuerdo del pasado del cine y de la música que han surgido de la nostalgia para alcanzar niveles altos de popularidad.

Ghost toma como base musical los inicios del heavy metal, algo del rock progresivo y un tanto del pop para generar un sonido que está influenciado por bandas como Venom, Black Sabbath, Mercyful Fate, ABBA y Pet Shop Boys basta con escuchar al frontman de la banda y la armonía de sus canciones.   Visualmente, los inspiran bandas como KISS, Pink Floyd, The Doors, más otros artistas como Alice Cooper, David Bowie y mucha de la estética del cine expresionista.

Stranger Things retoma elementos visuales, auditivos y literarios de una variedad de obras ochenteras como E.T. el extraterrestre, Guerra de las Galaxias, Los Goonies, Alien y Poltergeist, por decir algunas. En cuestión dramática es un universo rodeado de miles de referencias hacia múltiples creaciones de Stephen King. Su música recuerda a los soundtracks de los filmes de John  Carpenter  y no es casualidad que se sitúe en los ochentas, una de las mejores épocas para el cine de suspenso y  de terror.

stranger_things_logo

Ghost debe su popularidad a su imagen y al uso de la teatralidad en su música como lo hicieran The Doors, Genesis o Marilyn Manson. El uso de hábitos, máscaras, sotanas, una mitra y un báculo han servido como elementos atractivos para miles de curiosos, amantes, o no, del metal.

La banda liderada por Papa Emeritus III acepta que en sus conciertos buscan ofrecer una experiencia visual similar a la del teatro o a la de una película, y que se ve reflejado en su mercadotecnia; playeras con portadas de películas de terror ochenteras donde la imagen del pontífice se vuelve parte de la misma. Tal como Stanger Things ha manejado a sus protagonistas, los vemos envueltos en tramas familiares a las vistas en clásicos de terror ochenteros.

Tanto Ghost como Stranger Things han sabido “remixear” la cultura a su favor; La banda de aspecto clérigo hace una semana lanzó su sencillo Square Hammer junto con su video musical, que nos recuerda estéticamente a filmes como Nosferatu o Metrópolis. Mientras que la serie creada por los hermanos Duffer lanzó una campaña publicitaria en latinoamérica dónde nostálgicamente vemos a un “jóven” Jaime Maussan que reporta  la desaparición de Will desde el pueblo ficticio de Hawkins, en Indiana, Estados Unidos.

Ambos productos se han valido de la mirada hacia el pasado para formar su presente y junto a ellos de una comunidad fanática que se divide entre las generaciones a la que les tocó vivir algo de lo que ellos rescatan y a las que no les tocó nada de eso y les atrae el hecho de ver algo que funciona como una ventana al pasado. Es importante saber y recordar de dónde viene la cultura, el estar conscientes de lo que nos rodea, nos hace conscientes de hacia dónde vamos.  

 

   
Artículo Anterior

Trump por aquí, Trump por allá

Artículo Siguiente

Roger Waters en concierto

No hay comentarios

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *