0
Shares
Pinterest Google+

Tras más de cinco décadas como actor, Robert Redford se despidió de la pantalla grande, al menos como actor, con la cinta The Old Man & the Gun, en la que da vida a la historia del ladrón de bancos y “experto” en escapismo carcelario: Forrest Tucker.

Aunque el actor no goza de una larga lista de nominaciones y galardones, debemos reconocer que es un veterano del medio y la cinta de David Lowery es el mejor homenaje que pudo recibir. La trama es la metáfora de un ocaso, un Tucker que se retirará del crimen como una leyenda.

The Old Man & the Gun es tan encantadora como su personaje protagónico. Un guiño, una sonrisa son suficientes para creer en cada palabra de Tucker aún durante un atraco. La historia se complementa con el romanticismo, al incluir a Sissy Spacek en el papel de Jewel, una mujer que se dejará conquistar por el ladrón.

David Lowery, dejó atrás toda partícula de melancolía que imprimió en A Ghost Story, de ella sólo recuperó a Casey Affleck quien ahora interpreta al detective John Hunt, el típico personaje obstinado en vencer al mal, al atrapar a quien ha pasado por encima de la ley en más de una ocasión.

En un tono ligero, con comedia de ingenio blanco sin caer en lo “bobo” la película explora la hazaña desde un punto de vista de lo que es vivir; la premisa de la cinta se sostiene con una frase de Tucker: “Para sentirme vivo”, con esas palabras el criminal justificó todos y cada uno de sus asaltos.

Quizá Redford también se sintió más vivo que nunca al rodar la que al parecer será la última interpretación de su carrera. Con The Old Man & the Gun el actor guardará, en su álbum de recuerdos, un momento que puede no ser la mejor o más emocionante historia de su trabajo histriónico, pero estoy segura que sí es reflejo de lo mucho que lo disfrutó.

Corta, ágil, simpática y satisfactoria es The Old Man & the Gun. Es como si la memoria cobrara vida para narrarnos un episodio de vida, como esos cuentos que oímos en voz de nuestros abuelos, donde su visión es capaz de omitir lo fatídico para enfocarse en los detalles que imprimen emoción a una historia que sin importar su final nos hacen sonreír.

Este fin de semana, no se pierdan The Old Man & the Gun, únanse a este homenaje que David Lowery le dio a Robert Redford; dejemos que su trayectoria concluya con salas llenas y con el honor que merece.

  • The Old Man & The Gun
  • Estados Unidos, 2018
  • Director: David Lowery
  • Guión: David Lowery, David Grann
  • Con: Robert Redford, Sissy Spacek, Casey Affleck, Danny Glover
  • Duración: 93 minutos

 

   
Artículo Anterior

El pequeño Vecino del Señor Trecho

Artículo Siguiente

¡Salve, príncipe de las letras castellanas!

No hay comentarios

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *