0
Shares
Pinterest Google+

Stereografía, es lo que le hacía falta a tu biblioteca musical para salir un poco de lo tradicional y disfrutar de un rock original que combina artes visuales y temáticas profundas. 

Pero no se podía esperar menos, cuando uno de sus creadores, Rubén Prado, está también repleto de ideas musicales y conceptuales de cómo hacer música con un sentido diferente. 

El compositor, nos contó cómo ha sido el recibimiento del single, Cómo hacerse famoso, un live recording con el que la agrupación se presentó en el Festival Digital Moby Dick.

El hecho de tocar y hacer música en acción siempre es un placer, pues es una experiencia que también trae beneficios pero lo que más nos ha gustado es llevar el disco a la tarima. Lo más divertido fue llevarla a cabo, ya tocarla en vivo, a diferencia del estudio y eso nos hace muy contentos. 

Para el videoclip de Cómo hacerse famoso, trabajamos dos semanas con todo el concepto, de hecho creo que ha sido el videoclip con más concepto de todos. Y se puede ver que es bastante robótico.

Además, es agradable saber que a medida que vamos sacando material, la audiencia va avanzando y siguen viendo el avance. También viendo el corazón de lo que queremos expresar, ya esperan los conceptos nuevos, la situación actual de encierro, la verdad nos ha traído bastantes beneficios y crecimiento en estas condiciones.

El venezolano, también habló sobre cómo encontraron la inspiración para crear su más reciente EP La Vanidad en la Era de las Máquinas.



La inspiración fue desde lo que pasa con la tecnología, en general. Por eso el nombre, quisimos abordar este tema y hacer un cruce de emociones. La vanidad tiene que ver con cómo reaccionan las personas con la tecnología, a partir de ahí se creó todo el nuevo material, solo una canción fue la que se sacó de la gaveta, pero intervenimos en ella y agregamos robots, hicimos un concepto fresco.

Para la creación de Ñañigo, fue muy agradable. Tiene una esencia que va más allá de un acorde. Cuando lo realizamos hablamos con Karen Carpinteyro (quién realiza todas las primeras guitarras de este EP) sobre técnicas pero lo principal a contarle fue la energía que traíamos.

-¿Qué significa Ñañigo?

Ñañigo es una palabra que usaban los africanos que eran esclavos en Cuba. Se vestían con un traje de arlequín a tocar el ritmo africano «ñañigo» y era para evocar su «ujuru» que significa libertad. Así que elegimos el título Ñañigo, haciendo analogía a la libertad de las máquinas para los humanos.

Y es que eso es lo que busca Stereografía con este nuevo EP, generar una reflexión desde su música y su arte sobre todo lo que perdemos y lo que le damos a la tecnología. Es por eso, que le preguntamos al creador ¿cuál sería la red tecnológica trampa para Rubén, aquella en la que refleja su vanidad?


Ja, ja, sí, pienso en Facebook, por cómo te arroja las reacciones. Cualquier persona puede tener una foto, alguien le da «me divierte» y pasa automáticamente y hay una reacción, un «me encanta» y no te das cuenta de cómo la tecnología te afecta, ya no somos independientes y no nos percatamos de cuando nos hace daño.

Hacia el final de la entrevista, Rubén nos platicó sobre la evolución que ha tenido el proyecto a lo largo de los años.


Stereografía fue diseñado como una oportunidad para empezar en la música, mi hermano sigue componiendo para Stereografía, y a veces se hace música aunque no haya banda. Empezamos en Venezuela, y luego continué haciendo música aquí en México. Como va pasando el tiempo los artistas tratan de ir haciéndose más parte de lo que pasa alrededor, escuchar que pasa a lado. 

Eso también pasa en Stereografía, volteando a ver al LP, El show de los órganos el agua y el fuego, las canciones son sobre relaciones en pareja. Y este concepto, creo que conectó con un grupo de personas importante porque todos nos enamoramos. 

Ahora con La Vanidad en la Era de las Máquinas, estamos haciendo algo más desde nuestro pensamiento, es divertido, nos llenó las expectativas que teníamos. Es profundo, pero la gente lo ha entendido y se ha interesado, eso es lo más bonito. 

Es un disco muy mágico. De hecho sin que nosotros lo planeamos, el número tres siempre estaba presente, el EP dura treinta y tres tres minutos con treinta y tres segundos. Trae bastante energía.

Finalmente, el líder del proyecto, dejó un mensaje para todos sus seguidores:

Muchas gracias por todo el apoyo y para todos los que quieren crear o si algo les apasiona, este el momento de hacerlo, es importante buscar lo bueno y lo positivo y tener a Dios presente, buscar lo positivo en las posibilidades, siempre hay una opción.

   
Artículo Anterior

Vale la pena intentarlo

Artículo Siguiente

5 películas imprescindibles para este Día mundial de la radio

No hay comentarios

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *