0
Shares
Pinterest Google+

Preocupado por los problemas sociales, Ken  Loach sigue explorando los límites de la lucha de la clase trabajadora por salir adelante en un sistema que parece estar construido para sólo dar la ilusión de que un mundo mejor es posible, aunque el destino ya esté marcado para todos. Sorry We Missed you (Lazos de familia), demuestra que para el director británico aún hay muchas historias por contar bajo esta misma premisa. 

La cinta nos lleva a conocer la historia de Ricky Turner (Kris Hitchen) quien tratará de iniciar su propio negocio como repartidor de paquetería para así, salir de deudas y poder aspirar a una mejor calidad de vida para él y su familia. Poco a poco, como nos tiene acostumbrados Loach, la cámara hace un retrato de la desesperación. La familia batalla para sobrellevar sus conflictos mientras que la todo parece ir de mal en peor .

En Sorry We Missed you, también se pone a prueba la unidad y la paciencia. La rebeldía adolescente se erige como un síntoma ante padres ausentes, quienes a su vez hacen su mejor esfuerzo por completar jornadas laborales extenuantes. En el mundo adulto el sistema exige la supresión de las frustraciones, para sus ciudadanos no hay más que la urgencia de adherirse a todo aquello que da la ilusión de ser  una oportunidad económica.

La cinta que pisó Cannes en 2019, deja en claro que a sus 84 años, Ken Loach no ha perdido lucidez ni asertividad en su mirada cinematográfica y aunque declaró que éste sería el último filme que competiría en el festival francés, Sorry We Missed you, deja la sensación de que la crítica social que define al director está lejos de llegar a su fin. Su filmografía en conjunto es una tesis a la que aún le faltan aristas por explorar. 

Y es que su cine no sólo se ha metido con la complejidad de los microcosmos, sino que cada cinta pareciera preparar el terreno para dialogar con la siguiente. Lazos de familia parece abrir el universo a algo que bien podría conectar con Kes, cinta que puso en la mira al británico y que es considerada dentro de las diez cintas más importantes, de acuerdo al British Film Institute.

Aunque pareciera exagerado, esta cinta sintetiza con sutileza premisas previas, la senectud, a través de los pacientes que cuida el personaje de Abbie Turner o la juventud inconforme, problemática e incluso hasta condenada a través de los hijos Turner. Y si bien, sería difícil pensar que Sorry We Missed you, podría estar al nivel de Kes o de I, Daniel Blake o The Wind That Shakes the Barley, pero sin duda tiene destellos de sus momentos de mayor genialidad. 

Si quieren comprobarlo no se la pierdan en la programación de la 68 Muestra Internacional de la Cineteca Nacional.

   
Artículo Anterior

Guitarras Fantásticas: Jimi Hendrix

Artículo Siguiente

Entrevista con Gilda Salinas y Carmen Delgado

No hay comentarios

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *