0
Shares
Pinterest Google+

Ante el encierro al que muchos aún seguimos sometidos, las plataformas de streaming con series y películas, cada vez son menos atractivas; y el espectador ávido de volver a conectar con historias vivas, se refugia en el contenido que compañías teatrales están generando. Funciones en vivo, con montajes que se han tenido que adaptar a esta nueva forma de interacción a través de las pantallas, resultan aire fresco para muchos.

El Teatro La Capilla ha sido uno de los primeros recintos en migrar de forma temporal, su cartelera a lo digital y ofrecer funciones en vivo a través de internet. De esta forma, el pasado viernes 17 de julio, la compañía El Círculo Teatro, presentó desde Yucatán, la obra Sara y el silencio, bajo la dirección de Cinthia Arrébola.

El texto del dramaturgo Alfonso Cárcamo, narra la historia de Mateo, un niño que busca saber cómo fue la muerte de sus padres. Natalia (Mónica Padilla), que es la única que al parecer sabe lo ocurrido, le cuenta lo ocurrido, pero de forma muy tergiversada; y a manera de cuento, hace que los personajes de El Mago de Oz sean los protagonistas de una historia amañada, oscura  y totalmente cruel.

La frase “Había una vez…”, para cualquiera marca el inicio de una historia fantástica, pero en esta ocasión, para  Mateo (Michelle Arrébola), no es más que el inicio de una “verdad” que solo conviene a quien la está contando. Así de una forma macabra, un cuento infantil comienza a tomar tintes abruptos de realismo, para dar paso a sentimientos como amor, envidia, paranoia, soberbia y cobardía; los cuales van hilando el camino de los personajes hacia la muerte.

Al comenzar la transmisión, la oscuridad que impera en las pantallas de todos los personajes, donde una luz apenas logra iluminar sus rostros de forma tétrica, te pone alerta a cada gesto o movimiento; y  el sutil reverb que acompaña sus voces, termina por hacerte partícipe de un ambiente íntimo, donde al igual que Mateo, vas conociendo lo que ocurrió aquella noche. Aunque como espectador, debes sacar conjeturas, y averiguar cuál es la verdad en esa historia.

Al terminar la función, se dio paso a un pequeño conversatorio con el elenco, el dramaturgo y la directora de la obra. En este intercambio de ideas el escritor Alfonso Cárcamo, confesó su fascinación por el cuento El Mago de Oz, cuyos personajes son la columna vertebral de Sara y el silencio; pero con un inesperado giro, que los mezcla con una historia que tiene como premisa a un asesino serial.

De esta forma, reveló que con este montaje buscó colocar en un juego más realista las historias infantiles, y trastocar todos los estereotipos que en ellas se manejan.

Sara y el silencio es una obra que rompe con la idealización de los cuentos de hadas, al narrar una serie de asesinatos, pero con personajes fantásticos, que  son parte de un cuento, cuya versión es sombría y apegada a una cruel realidad.

La siguiente función en vivo de Sara y el silencio será el próximo jueves 30 de julio a las 20:00 horas, a través de Zoom. Los boletos están disponibles en la página web de Boletópolis.

  • Teatro La Capilla (Zoom)
  • Pieza Fársica
  • Dramaturgia: Alfonso Cárcamo
  • Dirección: Cinthia Arrébola
  • Elenco: Mónica Rosado, Michelle Arrébola, Abril Medina y Omar Ceballos
   
Artículo Anterior

La vida de Calabacín

Artículo Siguiente

En cara de mujer

No hay comentarios

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *