0
Shares
Pinterest Google+

Un personaje complejo

Las historias, las buenas historias, esas que se quedan grabadas en el colectivo social y traspasan las barreras del tiempo ufanándose de su inmortalidad, son aquellas que prescinden de la centralización de sus protagonistas y navegan por el violento, pero interesante, río de las subtramas que logran un perfecto equilibrio con la trama principal. Ricardo Reynaud es consciente de ello y asegura que este excelente manejo de subtramas fue lo que lo llevó a interesarse por participar en Imperio de Mentiras, adaptación mexicana de la a serie turca Kara Para Aşk.

Cortesía

En esta serie (pensada para estrenarse en el 2020) Ricardo dará vida a Mario, un policía de investigación “que está tratando de que las cosas funcionen como tienen que funcionar”. Este personaje será el apoyo del protagonista Andrés Palacios, pero lejos de ser un personaje plano o incidental, Mario “tiene su propia historia, es un hombre que se da de topes con su ingenuidad”.

Ricardo Reynaud cree fervientemente en que la preparación para un personaje lo es todo, ello ve como un proceso que se da “a través de la investigación y el trabajo profundo. Hacemos una buena investigación, una buena tarea, un buen trabajo previo para llegar al set con la tarea hecha de indagar sobre el personaje a partir del guion”.

Este proceso de construcción del personaje implicó que Ricardo pasara por un arduo entrenamiento antes de que el país fuera azotado por la pandemia mundial. “Tuvimos la oportunidad de ir a Xochimilco con gente experimentada en manejo de armas, defensa propia y disparo con arma de fuego”.

Poder realizar lo que le apasiona y grabar las primeras escenas de Imperio de Mentiras fue la panacea que Reynaud necesitaba para salir del hartazgo de la monotonía, el trabajo con el elenco de esta serie mexicana ha sido muy grato para él que, sin embargo, no relaja sus medidas sanitarias. 

Ricardo asegura que la manera de trabajar no se ha modificado mucho por la pandemia: “es un poco una locura la manera de trabajar en las medidas de precaución, seguridad etc.; pero encuentro un set muy relajado, muy divertido a pesar de todo”.

Ricardo asegura que Imperio de Mentiras será una serie que impactará al público desde los primeros capítulos gracias a la maestría que Giselle González le imprimió al guion en el que se hace “una mezcla del melodrama clásico de la telenovela mexicana junto con la acción policiaca que ha predominado en las series mexicanas en los últimos tiempos”.

Enemigo Íntimo

Un pastor complejo

Ricardo Reynaud es un actor versátil, cuya piel está dispuesta a vestir a un amplio bagaje de personajes, siempre y cuando éstos tengan “la suficiente complejidad y profundidad para que le pueda aportar algo en conjunto a una historia”. Y así lo demuestra con su participación en la segunda temporada de Enemigo Íntimo, estrenada el pasado 22 de junio en Telemundo, en donde da vida a Germán “El Pastor” Soto.

La construcción de este personaje implicó para Ricardo un reto mayor que la de Mario, pues, como lo revela, “el pastor tiene mucha más complejidad, un pastor cristiano con una familia conflictiva con su esposa y predica en una cárcel, se apetecía suculento”. Un personaje de este calibre, con las contradicciones internas que carga y la fuerza que posee, tenía que ser representado de manera fiel y digna, por ello Ricardo centró toda su atención en el proceso de investigación.

“En el caso del pastor Soto me di a la terea de acudir, respetuosamente, a ceremonias de esta naturaleza (religiosas). Vi a un pastor que se me quedó muy clavado por su forma de ser, su carisma y la forma en que los fieles lo siguen. Eso fue un impulso muy grande que me hizo trabajar en este personaje, imaginando la vida del personaje que estaba viendo en la ceremonia”.

Para Ricardo su “sello” como actor, la sustancia que tienen todos y cada uno de los personajes que interpreta es la capacidad que tiene de compenetrarse con éste “de tal forma que me ayude a crecer como ser humano, a conocerme más y a poderme relacionar mejor en el mundo. Lo abordo desde un punto de vista en donde pretendo que ese personaje de alguna manera me modifique y puede aportar para modificar a otros”.

El pastor Soto no fue la excepción y asegura que la interpretación de este personaje lo marcó profundamente “porque me permitió nadar en mi, en mi pasado, etc.; me dejó huellas positivas negativas y positivas”. 

Cortesía

. . . 

Con una serie recién estrenada y otra en proceso de grabación, los proyectos de Ricardo Reynaud no se detienen. Durante esta cuarentena ha estado trabajando en un monólogo, del que no entró en detalles, y preparando unos talleres de actuación basados en la psicoterapia corporal, que tendrán lugar una vez que la pandemia ceda y las puertas de los recintos culturales vuelvan a abrirse.Ricardo escribe su propia historia, una historia en la que él, su protagonista, no absorbe todo el peso, sino que se apoya en un sinnúmero de personajes que ha interpretado en su carreta y que lo han ayudado a conocerse, a superarse y a demostrar que un buen manejo de subtramas garantiza una excelente historia. 

   
Artículo Anterior

The social network

Artículo Siguiente

Stereo Mama y su sensual estilo

No hay comentarios

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *