0
Shares
Pinterest Google+

El cine de terror en los últimos años ha ido recuperando espacios a través de nuevas propuestas como las de Jordan Peele y Ari Aster, directores que han puesto en alto las expectativas de los seguidores del género. evadir o visitar con cierta cautela los lugares comunes e incluso las convenciones bien ejecutadas ya no son suficientes para sorprender al espectador del siglo XXI. 

Relic: Herencia Maldita, la cinta debut de Natalie Erika James, toma el riesgo y convierte un drama familiar en una experiencia escalofriante donde el terror se construye al mezclar el miedo que implica enfrentar una enfermedad mental y la pérdida de una madre, con la tensión de acontecimientos inexplicables que sugieren la presencia de elementos sobrenaturales.

La cinta recupera la experiencia de la joven directora y hace un trazo sombrío del deterioro mental, pero al mismo tiempo teje las fracturas de la relación entre tres mujeres: Edna (Robyn Nevin), la abuela; Kay (Emily Mortimer), la hija; y Sam (Bella Heathcote) la nieta. Las culpas, la falta de comunicación y el desconocimiento que hay entre las integrantes de la familia, especialmente entre madres e hijas nutren el drama. 

Mientras tanto, la casa lóbrega da ambiente al género, sutilmente se realza como un personaje más que se llena de moho y sombras para representar simbólicamente el estado mental de Edna y el ocaso de su vida. Además, es responsable de crear espacios claustrofóbicos e interminables. Laberintos que encierran la desesperación y la angustia de Sam frente a una situación que le es incomprensible.

Si bien, Relic construye un suspenso que se siente apresurado en su resolución, logra dejar en el espectador la preocupación frente a la sugerente propuesta de un destino ineludible para sus protagonistas; quienes se enfrentan a una realidad donde la reliquia familiar no será monetaria, ni una casa de ensueño. Los vestigios no son objetos brillantes a los que se les guardará gran estima, sino que deben aceptar su “herencia maldita”.

Natalie Erika James puede caer varios lugares comunes sin embargo sostiene su cinta como un debut satisfactorio que logrará la consigna de cumplirle al espectador que empieza a aventurarse a visitar las salas de nuevo. Bajo la producción de Jake Gyllenhaal, Relic: Herencia Maldita, llegará este 8 de abril a los cines de nuestro país. 

   
Artículo Anterior

Llega el 18º Festival Internacional de Cine Judío en México

Artículo Siguiente

Soul ¿se trata de la mejor película de PIXAR?

No hay comentarios

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *