0
Shares
Pinterest Google+

Valentina Sierra regresa con una nueva temporada de Quiero ser Nadia, una obra en la que a través de sus recuerdos en las clases de gimnasia la actriz nos va relatando los distintos momentos de su vida que han forjado su carácter, que le han hecho tener una personalidad tan especial y que le han dado las enseñanzas sobre la maldad en el mundo. A través de los 60 minutos que dura esta puesta en escena nos aproxima a la realidad que ha vivido y como es que se ha enfrentado a la violencia de género.  

Sierra se abre para contarnos distintas etapas de su vida, hace muestra de su talento y su dominio en el escenario desde que aparece en escena para hacer los ejercicios que formaban parte de su rutina a los 7 años. Algo que disfruta en el escenario y que a pesar de no tener el equipo ideal para estas termina siempre los ejercicios con la gracia de una profesional. Esto va creando una atmósfera de confianza entre los espectadores cuyas risas son menos discretas con el avance de la obra.

Pero el talento de Sierra queda reflejado en la forma en que va conversando con su público e improvisando con el personaje que interpreta en el escenario. Lleva a los espectadores a un momento de confianza para que así en el momento en el que requiere de su participación la respuesta exista y aporte a la historia que nos está contando.  Esto mientras vemos cómo es que su vestuario negro comienza a tener las marcas blancas de los gises que utiliza como escenografía. 

Valentina relata además los síntomas que ha tenido que sufrir con el Lupus una enfermedad del sistema inmune que se desencadena con ataques a tu mismo organismo. Lo que va llevado al cuerpo a dar un cuadro que bien podría pasar por cualquier otra enfermedad, sin embargo, es una enfermedad de la que no se tiene tanta información y con proyectos como el de la actriz se pueden dar a conocer a través de distintos espacios. 

 Quiero ser Nadia es una ventana a la vida de Valentina quien nos da en esta puesta en escena una experiencia personal que puede sentirse replicada a través de los distintos espectadores que acuden a las funciones para verla. Si bien hay anécdotas que pueden resultar particulares los temas que aborda pueden llegar a resonar en más de una persona del público. 

No te pierdas de esta temporada que se está presentando en el teatro Helénico los viernes de junio a las 20:00 horas. La compañía Puño de Tierra —responsable de obras como Almacenados, que también se presenta en el helénico— nos trae esta propuesta a escena. No te la pierdas y adquiere tus boletos para acudir a ver este espectáculo que te hará también querer ser igual Nadia Nadia Comăneci

   
Artículo Anterior

Men in tutus: Ballet que busca romper estigmas

Artículo Siguiente

Agua de Arrayán llega a la Ciudad de México

No hay comentarios

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.