1
Shares
Pinterest Google+

Puntos de experiencia nos muestra la historia  de Alberto, quien lidia con una difícil etapa emocional tras un divorcio y la separación con sus hijas. Sin embargo, es el cruce con viejas amistades lo que le hace no solo volver a los juegos de rol, también le hacen reflexionar sobre el nuevo rumbo de su vida.

El rol llegó como una manera de explorar nuevas perspectivas en el mundo de los juegos de mesa dado que presentan su propia mitología y reglas, sistemas que han evolucionado, se han reinventando y que la comunidad ha alimentado por más de 40 años. En este cómic vemos cómo su escritor, Josep Busquet, plasma sus propias experiencias y descubrimientos dentro de este hobby.

Esta historia abre la gran puerta al universo de los juegos de rol a través de sus 88 páginas ilustradas por el talentoso Pere Mejan, quién junto a Busquet demuestran que pueden aventurarse a crear un slice of life con el que tanto expertos como novatos, e incluso aquellos que desconocen por completo el juego de rol, pueden llegar a identificarse.

A través de la experiencia de Alberto y su regreso a las dinámicas de rol, podemos ver cómo se plantea una partida, los personajes que los jugadores pueden crear, los escenarios en los que se pueden desarrollar las historias de los juegos en cada sesión, al igual que las dudas o inseguridades de nuevos participantes, así como las viejas y clásicas disputas que aún existen entre veteranos.

Cortesía Editorial DIBBUKS

Los jugadores siempre llevarán el rumbo de su historia bajo la batuta del DM (Dungeon Master) y el éxito de cada aventura dependerá casi por completo de ellos, ya que fuera del elemento azaroso que los dados le inyectan a este tipo de juegos, cada quién debe tomar su papel ya sea como mago, guerrero, bardo etc.  y explorar así como explotar las situaciones de la historia a su favor. Puntos de experiencia plantea que las diferencias entre los jugadores y la falta de seriedad para asumir su rol puede derivar en situaciones tragicómicas.

Las historias que se van desarrollando en cada partida van caracterizando el arco de cada uno de los personajes en el juego, y es que, aún cuando uno trate de separarse de su interpretación, siempre se carga una pequeña dosis de proyección. Es decir, que los clásicos arquetipos de los juegos de rol nos pueden deslindar de nuestra verdadera persona y a su vez nos muestra ese alguien que aspiramos ser o nos lleva a realizar acciones que en la vida real nos limitaríamos a ejecutar.

 

Es por ello que algunas personas emcuentran terapéutica esta actividad, como es el caso de Alberto; los juegos de rol regresan a su vida para ayudarle a reencontrarse con su pasado y a replantearse una nueva etapa que debe afrontar.

Otra parte importante que se trata en el cómic son los prejuicios sociales con respecto a estas prácticas, ya que nuestro protagonista al igual que sus amigos viven rodeados de personas que cuestionan su hobby y con las que han tenido conflictos por ello. La idea se confronta con lo activa y dedicada que es la comunidad del rol, donde Busquet al igual que muchos otros encuentran un refugio y alimentan su imaginación.

Puntos de experiencia es una buena oportunidad para darle un vistazo a este mundo y adentrarnos en una historia de amistad, nostalgia y superación.

 

  • Año: 2012
  • Guión: Josep Busquet
  • Arte: Pere Mejan
  • Páginas: 88
  • Editorial: Dib Buks
   
Artículo Anterior

23° Tour de cine francés: 7 películas + 15 cortometrajes mexicanos

Artículo Siguiente

Pierre Valls: El Banquete. Una obra que se vive y se come

No hay comentarios

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *