0
Shares
Pinterest Google+

No, esta nota no es lo que te imaginas….

Seguramente cuando escuchas los nombres de Renton, Sick Boy, Spud o Begbie piensas en Trainspotting; y seguramente cuando escuchas Trainspotting piensas en la película dirigida por Danny Boyle. Sin embargo, este texto no va ni del film, ni de Boyle. Aquí hablaremos de Welsh y de Porn.

El escritor escocés Irvine Welsh, es el autor de las novelas Trainspotting y Porn, mismas que han sido adaptadas a la pantalla grande -la primera en el año de 1996 y la segunda próxima a estrenarse-. Porn, la novela que nos compete el día de hoy, continúa la historia que dejó Trainspotting 10 años atrás.

En esta ocasión, es Sick Boy quien llevará el hilo conductor de la narración; después de varios fracasos en los negocios, un divorcio y muchas deudas, el amante de James Bond y los trajes oscuros hereda el pub de su tía en su natal Edimburgo, este lugar muy pronto se convertirá en un imán para todo tipo de personajes de la peor calaña: drogadictos, prostitutas y estrellas de cine porno desfilan con sus mejores trajes en este escenario.

Cuando Sick Boy ve en la pornografía un negocio bastante redituable, no duda en emprender su aventura para producir su propia película, esta tarea lo llevará a reencontrarse con viejos amigos: un Spud confundido e ingenuo, un Begbie cada vez más maligno y un Renton atrapado entre la abstinencia y la culpa de las traiciones del pasado.

Porn sigue la línea de los trabajos anteriores de Welsh, una narración desalineada, salvaje, divertida -eso sí-, llena de personajes al límite, una representación fiel de la Escocia más underground, de todos aquellos que el Reino Unido dejó sin techo, atrapados irremediablemente,  en la eterna lluvia británica.

Eso sí, debo advertir a los lectores que la traducción al castellano tiene sus problemas, la gran cantidad de jerga urbana utilizada por los protagonistas, hace que la traducción pueda resultar un tanto ridícula, y es que escuchar gilipollas, joder, follar o gamberro una vez tras otra, puede ser demasiado para algunos lectores latinoamericanos o para los seguidores más puristas de la literatura de Welsh. Si puedes obviar estos detalles o conseguir el libro en su lenguaje original, te encontrarás con una lectura grata, llena de desesperadas bromas al estilo británico y un estilo potente y bien definido.

Un libro muy recomendable e incluso imprescindible, si eres fan de la gamberra -lo siento- saga de Irvine Welsh.

Porno.

Autor: Irvine Welsh

Editorial: Anagrama

Barcelona. 2005.

595 páginas.

   
Artículo Anterior

Roger Waters en concierto

Artículo Siguiente

Gente, agua y más Waters

No hay comentarios

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *