0
Shares
Pinterest Google+

Con el ridículo título de Pequeña Gran Vida, se estrenó en salas mexicanas Downsizing, la nueva película del director Alexander Payne.

El guión de Payne, una combinación exuberante entre Querida Encogí a los Niños y Una Verdad Incómoda, narra la historia  de una sociedad futurista donde las reservas ecológicas han sido consumidas por la humanidad. Al encontrarse contra la pared, un grupo de científicos noruegos se dispone a ofrecer una solución: encoger a la población a fin de potenciar los recursos naturales y económicos del planeta.

En la primera parte de la película, el director americano aprovecha de forma admirable el potencial cómico de la situación. A través de cuatro o cinco encantadores gags, Payne revela su enorme capacidad para la comedia sutil, una habilidad que adquirió de sus sabios gurús: Billy Wilder y Ernst Lubitsch.

Udo Kier plays Konrad, Christoph Waltz plays Dusan and Matt Damon plays Paul in Downsizing from Paramount Pictures.

Tras 30 minutos de humor, Payne decide cambiar el tono de manera radical y grotesca. Lo que en un principio era un divertido homenaje a las comedias noventeras a la Joe Dante, pronto se convierte en un panfleto moralino sobre el cuidado del medio ambiente y el problema migratorio en Estados Unidos.

Cursi, superfluo, aburrido, paternalista… El mensaje de Downsizing se ahoga a sí mismo en su afán de resultar conmovedor y relevante. La construcción de personajes recurre tanto al estereotipo, que por momentos resulta ofensivo. La presunta extravagancia de los universos de Payne no son para nada originales, por momentos pienso que el director americano estuvo revisando incansablemente a Wes Anderson y se olvidó que él por sí solo, cuenta con un estilo propio, superior incluso al del creador de Moonrise Kingdom.

La apatía con la que Payne resolvió sus tramas y la falta de cariño hacia sus protagonistas, me hacen pensar que estamos ante una película por encargo de un gran estudio. Ni siquiera Matt Damon y Christoph Waltz -dos actores regularmente agraciados para la comedia-, son capaces de sacar a flote el proyecto.

En el mejor de los casos, Downsizing podría pasar como una fábula de buen corazón. Para aquellos ajenos al cine de Alexander Payne, la película resultará una obra palomera y optimista; para los que ya han probado el arte del cineasta, el film será un tremendo paso atrás; para los que tenemos rodeados a Nebraska, About Schmidt y Sideways con veladoras y flores, Downsizing será un inconmensurable decepción, la más grande en lo que va de este 2018.

 

  • Downsizing
  • Estados Unidos, 2017
  • Director: Alexander Payne
  • Guión: Alexander Payne, Jim Taylor
  • Con: Matt Damon,  Christoph Waltz,  Hong Chau,  Kristen Wiig,  Jason Sudeikis,  Udo Kier, Neil Patrick Harris,  Laura Dern.
  • Duración: 135 min.

 

   
Artículo Anterior

Nominados al Oscar 2018

Artículo Siguiente

La pequeña gran serenata de Mozart

No hay comentarios

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *