0
Shares
Pinterest Google+

El amor es el sentimiento más buscado por las personas. Es una sensación curiosa, mágica, misteriosa y sorprendente, pero… ¿Y si nosotros no buscamos el amor y el nos encuentra? ¿Será el destino? ¿Es algo que simplemente está escrito para ser o no?

Foto: Alexis Ruiz

En Japón existe una leyenda que sostiene que las relaciones humanas, específicamente las construidas a partir del amor, estarían predestinadas y conectadas por un hilo rojo que atan del dedo meñique a aquellos que deben encontrarse en la vida. ¿Por qué ese dedo? Porque la arteria cubital conecta directamente al corazón con el dedo meñique de la mano izquierda y según el mito, esta vena representa el hilo rojo que tarde o temprano encontrará su otro cabo, es decir, a esa persona que está destinada a ser, no importa en qué parte del planeta se encuentre o incluso, la situación. 

Foto: Alexis Ruiz

Nuestro hilo rojo cuenta con mucha ternura, humor y música la historia de Ella y Él. En este escenario los nombres no son relevantes, pues puede ser el relato de la vida de cualquiera que se encuentre en la sala. 

Ellos son vecinos y almas gemelas que desde niños se encontraron y conectaron. Juntos viven los juegos de la infancia, las aventuras de la adolescencia, las dificultades de la vida adulta, las primeras veces, los buenos y malos momentos, crecer…  A través de esas experiencias, los recuerdos que han construido y con el paso de los años se darán cuenta que tienen un hilo invisible que los une más allá del tiempo y del espacio, pero ¿será lo bastante fuerte? ¿aguantará todos los obstáculos que se le presenten?

Nuestro hilo rojo se estrenó el 3 de noviembre en la sala B de La Teatrería. Las madrinas de temporada fueron las actrices mexicanas Mónica Huarte y Dalilah Polanco. Ambas dedicaron las siguientes palabras al término de la función. 

Monica dijo: “Estoy muy conmovida. ¡Gracias por esta obra! Es una labor titánica, es un milagro que se estrene una obra de teatro; se necesita pasión y un equipo amoroso.” 

Dalilah expresó: “Necesitamos sentir esto, necesitamos acordarnos de este amigo que tuvimos cuando éramos chiquitos, de esos momentos de magia, diversión, de cosas puras que nos han hecho llegar hasta aquí y ojalá que encontremos ese hilo rojo, esa puntita de hilo que nos lleve a esa persona; que tengamos la paciencia, la dedicación y la fuerza para llegar hasta el otro extremo y encontremos a esa persona que nos haga vivir esto.”

Foto: Alexis Ruiz

Esta puesta en escena es una producción de Daniela Guasque y Daniel Popoca, bajo la dirección de Arturo Galicia Lira. Ella es interpretada por Majo Pérez y Jimena Merodio, alternando funciones. Él es caracterizado por Jhovardy Vences y Saúl Mercado, también alternan funciones. 

La temporada inició el domingo 3 de noviembre y terminará el 22 de diciembre. Se presentará todos los jueves a las 21 horas y los domingos a las 19 horas en La Teatrería, Tabasco 152, colonia Roma Norte. CDMX. Los boletos se pueden adquirir en taquilla y en la página web del recinto.

   
Artículo Anterior

Muestra Internacional de Cine está por llegar

Artículo Siguiente

MOSSY SANTINI, LA CHICA RUDA DE LA PANTALLA

No hay comentarios

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *