0
Shares
Pinterest Google+

Nasty Pills, es una historia de acción al estilo norteamericano, cuenta la historia de May Campbell, una detective de profesión que se enfrenta a un mundo de mafias, drogas y violencia. Con una narrativa realizada en saltos temporales, un ambiente crudo y mezquino que controlan unas pocas familias sin escrúpulos, la protagonista armada con pistolas y una buena dosis de drogas, saldrá a las calles para teñirlas de rojo.

La obra reúne los elementos de la literatura y el cine negro: detectives, armas, problemas sociales, lugares miserables, crimen organizado, venganza, violencia, sexo y drogas. Es un relato underground, donde el autor, Massacre (Alejandro Miguel de Hoyos) y el color de Dani Seijas, nos enseña lo que hay más allá de lo que vemos, nos revelan un mundo decadente y corrompido. 

A diferencia de trabajos anteriores, esta vez, Massacre decidió agregar color a la obra, para esto contó con la colaboración de Dani Seijas, él se ocupó del apartado cromático en el que utilizó tonalidades de colores oscuros y sin cambios bruscos, que se conjuntan perfectamente con el estilo del cómic, además de captar de forma magistral la ambientación que propuso el escritor.

Cortesía Editorial DIBBUKS

Los creadores, cada uno en su respectivo trabajo, dieron vida a Nasty Pills; a la protagonista de la obra May Campbell, una mujer furiosa, obsesionada con la venganza y una historia donde predominan las reflexiones internas, luchas y escenas de disparos; pero no todo es violencia, también hay una crítica a la sociedad dominada por el hombre.

Editorial DIBBUKS publica el trabajo de Massacre y Dani Seijas, recopilando un volumen de 80 páginas a todo color. Sin llegar a ser una obra que rompa con paradigmas, Nasty Pills consigue entretener al lector amante de cualquier thriller de acción, sin más pretensiones ni ideas descabelladas, la obra si dudarlo supone la vuelta del género policiaco.

   
Artículo Anterior

La parábola del trueque

Artículo Siguiente

Y la guerra sigue

No hay comentarios

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *