1
Shares
Pinterest Google+

Creció en Tapachula, Chiapas y su primer acercamiento a la actuación fue a una corta edad, entre disfraces bastante peculiares para participar en festivales escolares y una fascinación por convertirse en distintos personajes que eran asignados por su dedo índice, Michele Abascal, casi por arte de magia podía ser y dejar de ser lo que su imaginación le permitiera, y así, más tarde este juego dejaría de serlo para convertirse en su profesión.

Egresó de la licenciatura en actuación en la Escuela Nacional de Arte Teatral del INBA, donde la actuación tomó un significado valioso, “es entender que todos somos todo, es conocerse a uno mismo y conocer a todos los demás.” Michele nos camparte lo importante que es conectar con el otro en escena y lo describe de la siguiente manera: “Cuando uno ve al otro todo cambia, ves al otro a los ojos y entras en una cosa distinta, te da su magia, su energía”.

Michele Abascal ha trabajado en distintos proyectos de teatro como Hoy se murió mi tortuga, La cabra o, ¿Quién es Silvia?, un híbrido de ambos formatos con Excepto un pájaro. En cine destacan trabajos como En vida, Janus, Contar el amor, Conversaciones y Los Bardelli.

Es esta última, Los Badelli filme que tuvo lugar de grabación en Perú, de la que Michele nos comparte de su proceso para acercarse a su personaje, fue un momento donde se encontraba con muchas distracciones que le impedían estar presente, fueron tres meses de filmar en otro país y en los que descubrió que el simple hecho de estar en ese momento y analizar las circunstancias la llevaron a un momento de paz donde empezó a disfrutar y todo fluyo al ser consciente y observar lo que sucedía a su alrededor.

Abascal ha tenido la oportunidad de interpretar a personajes sin importar el género de estos, esa experiencia ha sido valiosa, y transcender hacia futuras generaciones, poder reflejarles que cada ser humano sin importar su sexo, puede transmitir y llegar a donde el personaje lo requiera es el legado que le interesa dejar, abrir la gama de posibilidades en interpretar cualquier personaje, que niñas y niños puedan consumir cine o teatro en el que los perfiles no importen.

La felicidad, para Michele, es como la primera vez que viajó sola fuera del país, se encontró con la sensación de vivir otra vez la infancia, visitó Universal Studios, “volví a sentir la sesión de esa edad, la sensación interna de ese momento, sentirme más verdadera y más honesta, esa era la felicidad, estar en contacto con la franqueza y la honestidad… esa absolutez.”

“El actuar y vivir día día está interrelacionado, la vida alimenta la vida y la ficción alimenta la vida” Michele Abascal es una actriz que cuestiona y busca el cambio en la industria sobre quitar tabúes respecto al trabajo que las actrices y los actores dentro de la actuación, definirnos nos va a limitar de explorar más allá de lo que somos capaces. Sigue de cerca el trabajo de la actriz en sus redes sociales y lo que compartió al público en su massterclass Descubriendo al personaje.

   
Artículo Anterior

Alan Blasco :El predilecto

Artículo Siguiente

CARTELERA CABAREZOOM

No hay comentarios

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *