0
Shares
Pinterest Google+

La segunda película perteneciente a la trilogía Estados Unidos: Tierra de oportunidades, del director Lars von Trier, lleva por nombre Manderlay. Aunque se trata de la continuación de Dogville, la trama no está totalmente ligada a ésta última, ya que cada una de ellas explora conductas denigrantes, específicamente de la sociedad norteamericana.

Tras abandonar Dogville, Grace Mulligan (ahora interpretada por Bryce Dallas Howard) y su padre (Willem Dafoe), llegan improvisadamente a Manderlay, una plantación de algodón al sur de Alabama. De las rejas que delimitaban el terreno, sale una mujer negra pidiendo ayuda, pues uno de sus compañeros estaba siendo violentado.  

En Manderlay vive una reducida población afroamericana, la cual es esclavizada a pesar de que 70 años atrás  la esclavitud había sido abolida. La patrona del lugar muere justo cuando Grace descubre esta ruin situación y se aferra a la oportunidad de dar libertad a esta gente explotada, de enmendar los abusos por parte de los blancos.

Grace decide colaborar con ellos para formar una nueva comunidad, pero la opresión sigue internalizada en los habitantes, al grado de hacerlos parecer no estar listos para ser libres. Las reglas de la antigua patrona se han vuelto un hábito y al querer cambiar esos comportamientos, la protagonista tendrá que enfrentar hostilidad y desconfianza.

Esta película continúa con el mismo formato usado en Dogville. La escenografía es simple, los lugares cerrados se representan con trazos en el piso, no hay paredes y sólo se utilizan algunos muebles, todo en colores grises y marrones, dando un aire depresivo al ambiente. El tono sereno del narrador contrasta las situaciones dramáticas, a la vez que describe con detalle las emociones y pensamientos de los personajes.

Los temas de esclavitud y racismo que Lars von Trier retoma en su cinta, se ejemplifican dentro de la cultura norteamericana, pero ese no es el único lugar donde se aprecian tales conductas, pueden darse en cualquier otro contexto en el año en que la película toma lugar (1933), o incluso, su esencia prevalece en situaciones actuales. Con Manderlay nos damos cuenta de esos alcances.

  • Manderlay
  • Dinamarca, 2005
  • Director: Lars von Trier
  • Guión: Lars von Trier
  • Con: Bryce Dallas Howard, Isaach De Bankolé, Danny Glover, Willem Dafoe
  • Duración: 139 minutos
   
Artículo Anterior

Vox Lux

Artículo Siguiente

Entrevista con José Sefami

No hay comentarios

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *