1
Shares
Pinterest Google+

¿Qué nos dicen nuestras muertas?, ¿el eco de su voz es  un mensaje extraterrestre?, ¿qué pensamos sobre el tema?, ¿Cuánto sabemos de ellas?, ¿a quién le interesan?,¿en qué medida seguimos sus pistas?, ¿las escuchamos? Magnetar es una obra de transmisión en línea de la compañía Mos (Miodesopsias), la cual protesta ante la ironía que las autoridades y civiles muestran hacia las víctimas de feminicidio.

Raúl Valles Gonzalez, escritor de la obra, proyecta una realidad estrafalaria y cómica, que no es más que un matiz que apela a la visibilización de la violencia vigente dentro del territorio mexicano, una violencia promovida y reproducida por el inconsciente colectivo, una violencia  que reposa en sobre cuerpos devaluados y se atenúa con la ignorancia.

“En lo bajo, en el recto, por decir algo, en el declive, en el recto,por decir algo, en las entrañas, por no decir nada, más bien en las vísceras, queriendo no decir, pero se dice algo, se dice eso, se dice entrañas, se dice lo que quedará bajo el declive” es la tesis que vertebra a Magnetar, un grito clandestino, encubierto por la impunidad.

La función se centra en personajes masculinos e infantilizados: dos mafiosos caricaturescos, un científico, un inventor de juguetes y un par de agentes de policía con vocación de pescadores y creyentes de los aliens. Paralelo a esto, existen  mujeres que profesan desde lo profundo de los pozos, están en boca de los ya mencionados,pero por éstas nadie se preocupa, su muerte no es motivo de indignación porque se trata de una señal de algo más grande, de algo sobrehumano, o al menos esa es la versión oficial.  

“Saber que compartimos una concepción sobre este mundo en conjunto y que hay algo oculto que se puede revelar a través de la escena y a través de compartir este momento íntimo” así describe el director de la pieza Julián Reyes las búsquedas y conceptos detrás del trabajo actoral de MoS.

Magnetar es un montaje que resuena de desde las fosas, que apunta el reflector a las sombras y otorga identidad a los cuerpos anónimos y cosificados. Un lenguaje teatral que se conjunta con el cinematográfico para reflejar la credulidad de  masas, la indiferencia y vicios del sistema de justicia.

Vive la experiencia del teatro experimental del 5 al 26 de junio y adquiere tus boletos en la página oficial de Teatro La Capilla por un costo de $150 MXN .

   
Artículo Anterior

Johnny Depp: De pirata a sombrerero

Artículo Siguiente

La oscuridad de Jhoana Storm

No hay comentarios

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *