0
Shares
Pinterest Google+

Una historia que sucede en un lugar sin punto en el mapa o marca en el calendario, pero que ha logrado atrapar a los espectadores a lo largo del mundo por la fluidez de su historia. Luz, la flor del mal —primer largometraje del director colombiano Juan Diego Escobar—narra la historia de tres hermanas, Laila, Uma y Zion quienes viven en una diminuta comunidad en medio de las montañas, donde “el señor” —llevado a la pantalla por Conrado Osorio—es el predicador les muestra la vida que él quiere que conozcan. 

Platicamos con los actores y el director de esta cinta que llega a los cines el 22 de octubre; después de haber sido estrenada en 2019 como parte del Festival Sitges y en México como parte del festival Mórbido Film Fest 2019, dónde ganó el premio Silver Skull a mejor película Iberoamericana. Respecto a éxito que ha tenido a nivel mundial Andrea Esquivel —Quién da vida a Laila— nos dijo: “Luz no es una película de texto, no te va diciendo las cosas de frente, está llena de símbolos, está llena de acciones, de detalles…”

Cuando les preguntamos acerca del premio Silver Skull, Escobar mencionó “Esta película es totalmente Jodorowskiana y eso fue muy importante a la hora de premiar”.  Y es que la historia está llena de elementos que aportan a los argumentos de la historia, así como una fotografía donde los paisajes tienen un papel protagónico a lo largo del este viaje al cielo y el descenso al inferno, en el que acompañamos a los personajes. 

“Es muy sensible tocar eso temas y acá digamos que va a ser complejo, pero Latinoamérica está cortada por la misma tijera, la tijera del catolicismo, de las creencias religiosas.” afirma Juan Diego respecto a los temas de religión que el plantea en la película; Ya que podemos observar la llegada de un mesías que trae las promesas del cambio a la sociedad, pero a raíz de su llegada comienzan a suscitarse los problemas. 

La película se rodó en lugares alejados de la civilización como la conocemos, para el equipo este proceso fue complicado ya que implicaba estar sin contacto con sus familias durante este periodo comenta Yuri Vargas —quien interpreta a Uma en la ficción—. Pero sin duda el resultado es favorecedor en esta propuesta que se aleja de los lugares comunes y de la que Vargas menciona “estamos haciendo el cine para sanar”.  

Los invitamos a estar al pendiente de las carteleras para ver LUZ, La flor del mal. Para disfrutar de las actuaciones de Andrea Esquivel, Yuri Vargas, Sharon Guzmán, Conrado Osorio y Jim Muñoz, en este film que seguro te dejará con una conversación fuera de la sala.

   
Artículo Anterior

La FIL Guadalajara recibe el Premio Princesa de Asturias

Artículo Siguiente

Entrevista con Ricardo Reynaud

No hay comentarios

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *