0
Shares
Pinterest Google+

Por: Rocío Becerril

Loving llegó como parte de la programación de la 61 Muestra Internacional de Cine. Se trata de una cinta esperada por muchos desde su estreno en el Festival de Cine de Cannes en mayo pasado, donde compitió por la Palma de Oro.

Más allá del codiciado premio francés, la cinta se posiciona por su temática: un matrimonio interracial que lucha contra una sociedad y contra el propio sistema para defender su amor. ¿Por qué será que en pleno siglo XXI este tema causa revuelo?

Habemos a quienes el aspecto interracial nos es irrelevante. El drama se construye por sí mismo, cualquiera que sea la causa que impide a la pareja protagónica ser feliz, lo que nos deja es la idea romántica de que el amor lo puede todo.

Desde esta perspectiva resulta absurdo pensar que lo que despierta interés en primera instancia sea la temática de la cinta y no su trabajo estrictamente ejecutorio. Vaya, la trama de un amor desaprobado por la sociedad ha sido inspiración de telenovelas y hasta temas de cumbia como el de la fallecida Selena.

Lo que realmente vale la pena destacar de Loving es la magnífica labor de sus actores, especialmente la de Joel Edgerton quien explota el papel del hombre que aún en las situaciones más extremas logra contener sus emociones. Edgerton hace de Richard Loving, un personaje poco expresivo, introspectivo y lo opuesto a romántico, algo real e incluso un tanto encantador.

La historia también adquiere plusvalía al inspirarse en hechos reales. Elementos para reafirmar la idea de un amor ideal sobran, desde una fotografía para una revista que retrata la felicidad en la cotidianeidad hasta el apoyo incondicional de amigos y familiares.

Al final, quedan pocos elementos de un guión original. Para ser justos la cinta supera muchos melodramas pero aún así goza del sobrevalor que se le ha dado, tal como pasó con la obra de James Cameron, Titanic.

  • Loving
  • Estados Unidos, 2016
  • Director: Jeff Nichols
  • Guión: Jeff Nichols
  • Con: Joel Edgerton, Ruth Negga, Michael Shannon, Marton Csokas
  • Duración: 123 min.
   
Artículo Anterior

Lo mejor del teatro en el 2016

Artículo Siguiente

Lo más esperado en 2017 (primera parte)

No hay comentarios

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *