2
Shares
Pinterest Google+

¿Qué sucede cuando te segregan de tu comunidad por no pertenecer a la élite? ¿Qué pasa cuando te toca llevar un apellido que no es de los privilegiados y por eso sólo  puedes aspirar a ser un simple trabajador de imprenta? Te conformarías con ocupar el lugar que por circunstancia sociales te toca y a no tener lo que realmente deseas, o te atreverías a romper los prejuicios culturales impuestos, para ir en busca de un cambio, aunque nadie crea en ti.

Esta es la premisa que nos presenta la película Los Disidentes del director Israelí Eliran Malka, la cual forma parte de la selección oficial del décimo sexto Festival Internacional de Cine Judío en México (FICJM).

Con un drama histórico que se inspira en la fundación del partido Shas en Israel en la década de los 80, es como Malka salta a la pantalla grande con una película que pese a tener un mensaje político contundente, presenta tintes de comedia que logran romper con la tensión y dotan a la cinta de ritmo ágil y entretenido.

Yaakov Cohen es el propietario de una imprenta y tras perder a su esposa, se enfrenta a un cambio en su ritmo de vida. Su hija es rechazada del colegio en un acto de discriminación, y él se ve humillado en su negocio por no pertenecer a la ideología política mayoritaria. Situaciones que lo motivan a formar su propio partido político y competir por la municipalidad de Jerusalén, en el que impere la voz del pueblo, regla fundamental de la política, pero que pocas veces se cumple.

Con todo en contra, se cruza con un par de aliados que congenian con la idea y lo ayudan a realizarla. Sin un gran apellido, ni conexiones y mucho menos dinero, pero con mucha pasión y sentido de justicia, es como nuestro personaje se lanza al feroz mundo de la política, para darse cuenta que la corrupción y la discriminación imperan hasta en los más altos estratos de ella, y aún peor, que hasta el más íntegro puede ser coludido.

¿Te suena esta situación? Es así como la cinta nos invita a la reflexión, ya que la política aquí y al otro lado del mundo, debe buscar el bienestar de la comunidad y escuchar el sentir del pueblo en general, no sólo obedecer a los interese de unos cuantos privilegiados que por suerte nacieron en lugares con acceso fácil al poder.

Esta película fue la encargada de inaugurar el Festival de Cine de Jerusalén en su más reciente edición, y ahora se estará proyectando en nuestro país durante el FICJM, del 18 de enero al 7 de febrero de 2019, en algunos complejos Cinépolis, centros culturales y en la Cineteca Nacional. Es la oportunidad perfecta para disfrutar de una historia que te deja un mensaje claro de no exclusión.

  • Ha-Bilti Rishmi’im (The Unorthodox)
  • Israel, 2018
  • Director: Eliran Malka
  • Guión: Eliran Malka
  • Con: Shuli Rand, Yakov Cohen, Yoav Levi, Golan Azulai
  • Duración: 92 minutos
   
Artículo Anterior

Lo más esperado de la música 2019

Artículo Siguiente

El pequeño Vecino del Señor Trecho

No hay comentarios

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *