0
Shares
Pinterest Google+

¿Es realmente el hombre un ser evolucionado? El intelecto humano ha desarrollado un sinfín de artífices que, año tras año, mejora su calidad de vida y facilita el accionar cotidiano, sin embargo ¿qué tanto nos aleja del ser vivo que fuimos en el pasado? Adriana Abdó, periodista mexicana, pone en tela de juicio el entorno actual a través de su más reciente obra.

Apreciable Señor Wittgenstein, es una serie de cartas escritas por George Trakl, poeta expresionista, dirigidas al filósofo austriaco, Ludwig Wittgenstein. A lo largo de 53 misivas, en las que yace la esperanza de un artista que ha sido internado en un psiquiatra, podemos apreciar la situación desoladora que atraviesa el protagonista que, letra por letra, es arrancado de su esencia.

A través de la lectura, podemos percatarnos de cualidades del ser humano, capacidades que nos sitúan en la realidad que representamos, pero que, al pasar de los años, de los desagradables sucesos, y de los antivalores del hombre, perdemos frecuentemente; a tal grado, que nosotros mismos nos convertimos en el antagonista de nuestra propia existencia.

Visto desde esa mirada, expresa el poeta, no somos tan evolucionados como parece. Si nos deshacemos de nuestras superficialidades y reducimos nuestra existencia a lo primigenio: nuestra humanidad, la relación que sostenemos con el otro y los sentimientos que nos rigen ¿En qué situación nos encontramos?

Las cartas de Trakl expresan sus más sinceros pensamientos mientras padece la esperanza de ser escuchado, así que la lectura de Apreciable Señor Wittgenstein te sumerge en una marea de sentimientos que despiertan lo más bello, inocente, y triste que podemos sentir mediante la reflexión del poeta.

Apreciable Señor Wittgenstein es un libro que contrasta lo hermoso y lo feo, la vida y la muerte, el amor y el odio, la humanidad y lo inhumano. Y todo esto podemos sentirlo con el compás de sus palabras que reflexionan bajo la tónica de la esperanza y el amor, pero sobre todo con la cualidad más importante del ser vivo: de crear, expresar, comunicar.

  • Adriana Abdó
  • Apreciable Señor Wittgenstein
  • Tusquets
  • México
  • 2017
  • 218 páginas
   
Artículo Anterior

The Killing of a Sacred Deer

Artículo Siguiente

El Museo de las Maravillas

No hay comentarios

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *