0
Shares
Pinterest Google+

Emancipación femenina al servicio del placer

Nina y Elizabeta son dos hermanas rusas radicadas en México que añoran un pasado opulento y ajeno a las vicisitudes a las que se enfrentan las personas de clase sociales medias y bajas. Atrás quedaron los placeres que les brindaba el palacio de 50 habitaciones en el que vivían y las ventajas que implicaba ser parte de una familia adinerada. La revolución rusa las despojó de todos sus privilegios y las obligó a emigrar a México en donde tendrán que ganarse la vida con la única herencia que pudieron conservar: su virtuosismo en el piano.

Foto: José Luis Gutiérrez

Es así como estas hermanas viajarán por todo México ofreciendo clases de piano a hijos de familias acaudaladas. El constante recuerdo de un pasado que ahora les es ajeno repercutirán en su estado anímico y la vacuidad de su vida actual las impulsará a revalidar su feminidad a costa de las incautas familias que solicitan sus servicios. Una serie de intrigas se tejerán entre las hermanas, lo que las obligará a separarse y hacer un análisis de su vida actual con el fin de hallar algo que mantenga latente sus ganas de vivir.

Escrita por Luis Eduardo Yee y dirigida por Alejandra Aguilar, La certeza del amanecer logra mostrar el poder que tiene la mujer para enfrentar la vida sin necesidad de un hombre y ni sujetarse al rol femenino que le impone la sociedad. A pesar del golpe que implica perderlo todo, incluso la patria, Nina (Ariana Candela Michel) y Elizabeta (Paulina Álvarez Muñoz) logran sobrevivir en un país que les es extraño sin caer en la lisonja. Sus firmes decisiones las llevarán a huir de cada hogar que pisan, pero la convicción en sus ideales las llevará por un viaje interno.

Foto: José Luis Gutiérrez

La puesta en escena cautiva desde el inicio con los gráciles movimientos de la actrices que logran apropiarse de los personajes y denotar su pasado opulento, todo ello a través del baile. Los movimientos sutiles de los personajes impresionan a la vez que las muestra como mujeres con amplio bagaje cultural, que las diferencia del resto de la población en la que ahora habitan.

Tres telas oscuras dividen el escenario que hace las veces de estación ferroviaria, librería, mansiones y cuartuchos. El uso de estas telas permite que los rostros de los personajes se desenfoquen, lo que transmite el sentimiento de las protagonistas que viven un presente brumoso en el que se encuentran encerradas. También es interesante el uso de proyecciones en las que se muestra el pensar y sentir de los personajes, sus viajes y sus añoranzas.

Foto: José Luis Gutiérrez

El manejo del arco dramático de los personajes está muy bien manejado por la directora quien al principio muestra a dos hermanas unidas contra el mundo hostil que las rodea, para después mostrar cómo las diferencias entre éstas abren una brecha que logra separar sus caminos. Finalizando con un estudio interno de cada personaje y mostrando su verdadera esencia que funge como una interesante anagnórisis que le da un vuelco a la historia.

La certeza del amanecer es una obra que se vale de dos personajes femeninos perfectamente delineados para contar una historia que tiene como trasfondo el poder de la mujer independiente y la toma de decisiones de ésta. Protagonizada por Ariana Candela Michel y Paulina Álvarez Muñoz, este montaje se presentará todos los martes del 4 de febrero al 07 de abril del 2020 a las 20:00 horas en el Teatro La Capilla.

Foto: José Luis Gutiérrez
  • Elenco: Ariana Candela Michel; Paulina Álvarez Muñoz y Yulleni Vertti
  • Dirección: Alejandra Aguilar.
  • Dramaturgia: Luis Eduardo Yee.
  • Realización de escenografía: Luis Sánchez
   
Artículo Anterior

No necesitamos que alguien nos salve: Actos de Dios - Exposición

Artículo Siguiente

SEMINAR

No hay comentarios

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *