0
Shares
Pinterest Google+

El encuentro con la vida

Las austeras paredes de la habitación 306 de un antiguo hotel de la Ciudad de México se convierten en testigo de un encuentro entre dos vidas que se encuentran en el limbo. Susana (Irán Castillo), una mujer cuyos problemas en la vida han rebasado el límite, busca refugio en la habitación 306 sin saber que en la misma se encontraba Felipe (Germán Bracco), un joven deprimido que no encuentra su lugar en el mundo, quien descubre las intenciones de Susana, que son análogas a las de él.

Foto: José Luis Gutiérrez

Después de un abrupto inicio, ambos huéspedes entablan una relación que pasa de la desconfianza y el miedo a la confidencia y seguridad. La conversación gira en torno a la vida, en cómo las circunstancias de ésta los ha llevado al escenario predilecto para terminar con su vida y, así, remediar sus males. Conforme los personajes se van conociendo a profundidad las sombras de la duda y la certeza de lo que planean hacer se presentan intermitentemente en un cruel juego cuyo desenlace guarda un evento inesperado.

La obra, escrita por Eduardo Mateos y dirigida por Ro Banda, logra expresar el vacío que sienten los personajes a través de las angustiosas pausas que se presentan entre diálogo y diálogo. Con una estética ascética el director evidencia la abrumadora soledad que pueden sentir las personas en un planeta sobrepoblado y lo tenue de efímeras notas musicales enfatizan lo duro que puede ser el silencio para un par de personas que quieren expiar su dolor.

Foto: José Luis Gutiérrez

Es acertada la presencia de dos personajes con amplia diferencia de edad, pues ello ayuda a mostrar que los problemas de la vida no tienen un ciclo definido y que la sabiduría puede no depende de la edad. Felipe se adueña de las circunstancias y domina a Susana quien conforme avanza el tiempo se somete a las ideas y pensamientos del enigmático joven de 21 años que dentro de su mente prodigiosa esconde un secreto.

Habitación 306 rompe los paradigmas de la edad y nos muestra a una mujer madura plagada de dudas, temores y dolores profundos cuya sanación parece una quimera. En contraste, presenta a un joven cuya madurez resulta intrigante y extraña a los ojos de un público que se embriaga del ambiente melancólico que presenta la obra y respira a un ritmo semi lento, acompañando el compás de la obra.

Foto: José Luis Gutiérrez

El silencio que domina a la puesta en escena es roto por la voz de los personajes que quieren morir a la vez que se niegan a hacerlo. La trama invita a descifrar la raíz de los problemas propios y a la valoración de la vida a través de éstos.

Habitación 306 se presentará en  el Teatro La Capilla, a las 20:00 horas, todos los lunes del 24 de febrero al 27 de abril del 2020, con excepción del 9 de marzo, día en que la obra suspenderá función en apoyo al movimiento #UnDíaSinNosotras

Foto: José Luis Gutiérrez
   
Artículo Anterior

Devotional: The Depeche Mode Experience

Artículo Siguiente

“El show debe continuar”: Marco Radosh

No hay comentarios

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *