3
Shares
Pinterest Google+

Irak, la baja Mesopotamia, lugar de una de las siete maravillas del mundo antiguo; la muestra de amor hacia Amitis, esposa del rey Nabucodonosor; las celestiales montañas floridas construidas por el hombre;tierras donde Gilgamesh reinó y por  invasión de los persas vió su fin. Irak, un estado menguante, manchado de sangre, zona de guerra a la que refiere Green Card.

Green Card es una dramaturgia de  Guillermo León, un entretejido de tres historias interpretadas por los actores Enrique Díaz Vargas, Eduardo Viniegra y Guillermo Leóns  en el Contexto de la Guerra de Irak (2003), donde George W. Bush,  inició operaciones militares tras acusar a Sadan Hussein del desarrollo y posesión de armas de destrucción masiva. Atrapar y ejecutar al culpable, salvar al mundo de los terroristas, la ilusión tras la masacre, porque «no eran soldados, eran civiles«.

Desde Guanajuato a hacia el país fronterizo, el miedo no es más grande que la necesidad, ser un muerto es mejor que ser un cobarde, el mexicano no se raja, Coronado,  personaje que representa a la realidad de los latinoamericanos que sirvieron a las fuerzas armadas de  los Estados Unidos  durante las guerras de Vietnam, Irak y del Golfo Pérsico.

“Beatriz, estarás orgulloso de mí”, convertirse en el héroe a quien se le recibe con rosas y cuyo su nombre figura como el de un libertador es en lo que piensa, la guerra suena como una buena idea mientras escucha Just One Fix de  Ministry,  no hay lugar para las metas personales, porque si sigue el camino será el orgullo de América.El joven Mulligan  es como otros tantos, soldados  que siguen órdenes, cometen abusos en nombre de la Patria, porque “¿Quién te paga mil dólares en tiempo de paz y 2 mil en tiempos de guerra?”.

“Sé cuántos escalones tenían los Jardines de Babilonia”, pero ve cómo la Civilización que un día fue, no volverá, su casa no es otra cosa que un refugio antibombas,  “¿Dónde estás Miriam? Nosotros soñábamos con ser la generación que cambiaría al mundo”, la familia del ex maestro iraki de historia no está y encima debe soportar el maltrato de los soldados, la humillación de ser un demonio de las tierras de los terroristas.

Así se desarrolla la puesta en escena, voces que se encuentran, contradicen y pertenecen a un todo, una maquinaria de muerte que obedece al maniobrar de líderes, manipula y programa a sus componentes y se sirve de un discurso de salvación y soberanía.

Green Card se presentará los martes 24 y 31 de agosto a las 20:00 h en el Foro Shakespeare y se transmitirá vía streaming, los costos de los boletos son de  $250 y $100 respectivamente.  A continuación las ligas donde podrás adquirir tus entradas.

Función presencial: https://boletos.shakespeareycia.com/

Función virtual:  https://boletos.shakespeareycia.com/

   
Artículo Anterior

FERAL: LA SUBLIME BESTIA DEL CINE MEXICANO

Artículo Siguiente

DÍA MUNDIAL DE LA FOTOGRAFÍA: EL ARTE DE VER Y CONTAR HISTORIAS

No hay comentarios

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *