0
Shares
Pinterest Google+

Cuenta la leyenda, que la gran vía de circunvalación del Valle de México solía tener un punto de referencia que los pobladores citadinos tenían miedo de cruzar. Una edificación tipo cúpula que marcaba los límites de la Ciudad de México, corazón y capital del país, urbe que compite a nivel por el número de museo que posee, y hogar de un sinfín de recintos culturales; con el Estado de México, entidad desdeñada por los citadinos. 

En ese referente, conocido como Toreo, inicia el municipio de Naucalpan, donde alguna vez se proyectó una ciudad que semejaba los suburbios americanos, pero que fue descuidado en términos de cultura. Así, jóvenes artistas han migrado hacia la zona centro y sur de la ciudad en busca de la “acción” creativa. Pero, aún quedan unos pocos naucalpenses, fieles a sus raíces, preocupados por crear oportunidades, en lugar de huir de la conservadora Ciudad Satélite o del importante Parque Naucalli.

Cortesía: Mil Grullas Teatro

Con esa misión, Paulina Orduño creó un proyecto de Intervención de Espacios no Teatrales, con el que se abriera la oferta de la zona norte, pues reconoce que aunque hay demasiada oferta, ésta se ha centralizado. Lo que ha desatendido a ciertos sectores de la Zona Metropolitana. Para combatir este fenómeno, la actriz y fundadora de Mil Grullas Teatro, llegará al Teatro Humanitas de la Universidad Humanitas Madín, al Centro Cívico Satélite, al Foto Museo Cuatro Caminos y al gimnasio Warrior Factory, La Florida con el monólogo Intentos para deshacerse del dolor.

La historia escrita por Paulina Orduño y Mauricio Montesinos, es adaptada por Aída del Río y narra el duelo tras la ruptura amorosa. En su intento por superar el dolor, la protagonista hará todo lo necesario para dar la vuelta a la página. A través de esta historia tan cotidiana y cercana a la audiencia, la también directora busca crear nuevas audiencias, cautivar al público del norte e incitar al consumo teatral. 

“Buscamos espacios donde no necesariamente se hiciera teatro o eventos culturales pero que fueran espacios accesibles; que frecuentaran, que les fueran familiares. Vamos a llegar a los espacios, montar, hacer la obra y en unas cuantas horas desaparecerá todo. Es como teatro efímero; llegas, sucede y se va. La idea es que si ellos no van a la montaña, la montaña va hasta ellos” explicó. 

Este proyecto, no sólo resulta especial por realizarse en su hogar, sino que le recuerda a su primer acercamiento al trabajo teatral que realizó en el Teatro Cuauhtémoc -también en Naucalpan-. “Un maestro con el que tomaba clases en el sur, llegó a ese teatro. Fue muy buena suerte para mí. Le pedí una oportunidad para ayudarlo, aún en sus obras de estudiantes; cortaba boletos, hacía taquilla, volanteaba, todo en mi afán de involucrarme. Estuve con ellos tres años”. Esta experiencia le permitió encontrar áreas de oportunidad y acercarse a las necesidades del público.  

En Mil Grullas Teatro, se ha impulsado temas de actualidad “queremos aportar a nuevos imaginarios, salir de los estereotipos de cómo deben ser las mujeres o los hombres, sino hacer que las mujeres se hagan responsables de sus rupturas amorosas, como lo hacemos en Intentos para deshacerse del dolor. Me interesa abrir el panorama de lo que nos han enseñado a lo que estamos observando gracias a nuevos estudios, el feminismo, las redes sociales, etcétera”.

Paulina nos cuenta sobre el daño que los estereotipos le han hecho a las relaciones, pues nos han educado de manera errónea en el amor romántico. Sin embargo, nos confiesa que su estrategia se ha basado en retomar un género probado para darle la vuelta a las situaciones y evitar la idealización del amor en pareja. 

Cortesía: Mil Grullas Teatro

Siguiendo la temática y antes de concluir la entrevista, le preguntamos sobre su gran amor. Con toda sinceridad, la actriz responde, sin darse cuenta también nos deja una gran lección. “He aprendido que mi amor es hacerme caso a mí misma, por muy raro que suene, pero muchas veces coloqué el amor y mi valía en otras personas,  haciendo que el amor no fuera posible. Si te quieres a ti misma de una manera sana puedes querer a más personas de lo contrario le das muchas responsabilidad al otro y poca a ti.”

¿Ustedes se quieren? ¿Se preocupan por su bienestar, por cultivar su alma y su mente? Entonces, no dejen de ir a ver Intentos para deshacerse del dolor, las funciones arrancan este 9 de noviembre y se presentarán todos los jueves y sábados hasta el 7 de diciembre. Los boletos los pueden adquirir a través de Boletia.

   
Artículo Anterior

Mecánica de luz

Artículo Siguiente

EL DONADOR DE ALMAS SE DESPIDE

No hay comentarios

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *