0
Shares
Pinterest Google+

Pocas veces he ido al teatro con tan amable trato y en un estilo desenfadado como quien visita a la familia. Pareciera que cada día el arte se despersonaliza más y más en la voracidad de agotar taquillas como un parámetro de calidad más que de popularidad. Además, los pocos artistas que han sobrevivido a la decepción de una sociedad poco interesada en las propuestas independientes, encuentran cada vez más obstáculos para mantener con vida a sus proyectos.

A pesar de ello, no podemos negar que siempre habrá románticos; esas almas que aman su labor y la disfrutan minuto a minuto; apasionados que buscan crear espacios propios para hacer brotar la magia a sabiendas que ninguna limitante podrá convertirse en pretexto. Gracias a ellos, aún podemos encontrar rincones donde se agradece cada esfuerzo y donde las sonrisas de quienes hacen eso posible se contagian.

El foro cultural Café K-Oz es muestra de que el querer es poder. Con menos de un año de vida, este lugar ubicado en Polanco, ya presume de tener una oferta que incluye una obra galardonada en España por mejor guión y mejor propuesta teatral. En lo que concierne a México, La Piedra Oscura de Alberto Conejero, está nominada como mejor obra en los premios Cartelera Teatro.

¿Cuáles serán las razones por las que Café K-Oz logró posicionar su propuesta junto a otros títulos que generalmente albergan el Centro Cultural del Bosque y el Centro Cultural Helénico? Si bien no cuestiono la calidad de las carteleras de estos teatros, se debe reconocer que se han consolidado con el tiempo y que sus recursos -muchos o pocos- distan de lo quier cualquier proyecto independiente goza.

En tan solo 6 m2 -o menos-, Kerim Martínez, Jonathan Persan (alternando con José Manuel Rincón) y Jhovanni Raga (alternando con Daniel Fuentes Lobo), se imponen con su talento actoral para trasladarnos a finales de la década de los 30 para revivir junto a ellos la Guerra Civil Española y recordar la figura del poeta y dramaturgo Federico García Lorca más que como artista, como humano.

La Piedra Oscura, dirigida por Sebastián Sánchez Amunátegui, aprovecha cada línea de su guión y reconstruye las emociones para que cada butaca pueda sentirlas. El miedo, la nostalgia, la desesperación, el amor; cada sentimiento parece tan real que es como si escucharamos la anécdota de labios de alguien cercano. La intimidad del foro nos hace cómplices de la historia.

Sin duda, se trata una obra que no se deben perder pues garantiza la satisfacción de su audiencia, desde el  más exigente de sus espectadores hasta de aquellos renuentes del teatro. Se presenta los sábados y domingos de los meses de julio y agosto en el Foro Cultural Café K-Oz.

 

 

  • La Piedra Oscura
  • Guión: Alberto Conejero.
  • Dirección: Sebastián Sánchez Amunátegui.
  • Con: Kerim Martínez, Jonathan Persan, José Manuel Rincón, Daniel Fuentes Lobo* y Jhovanni Raga* (*alternando funciones).
  • En temporada, 2017
   
Artículo Anterior

Nolan anuncia la liga de 70mm

Artículo Siguiente

Artistas radicales y libres

No hay comentarios

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *